Nueve de cada diez españoles, partidarios de eliminar el cambio horario

Nueve de cada diez españoles, partidarios de eliminar el cambio horario

El 84% del resto de la Unión Europea también quieren abolir el cambio de horario invierno-verano.
En España, el 93% de los ciudadanos que participaron en la consulta pública sobre el sistema de horario hecha por la Comisión Europea prefieren eliminar el cambio bianual de marzo y octubre.

Este cambio de horario se produce en todos los países de la Unión Europea. En el resto del bloque comunitario apoyan esta eliminación el 84% de los consultados.

Finlandia y Polonia encabezan la lista de los que son partidarios de la abolición del actual sistema de horario y España se sitúa en el tercer lugar.

En la consulta han participado 4,6 millones de ciudadanos de todos los Estados miembros. En España solo han participado 90.000 personas, el 0,19% de la población, mientras que en países como Alemania o Austria han mostrado su parecer el 3,79% y el 2,94%, respectivamente.

Violeta Bulc, comisaría europea de Transporte, ha señalado que “millones de europeos han usado nuestra consulta pública para que su voz sea escuchada. El mensaje es muy claro: el 84% no quiere que los relojes cambien nunca más. Por ello, actuaremos en concordancia y prepararemos una propuesta legislativa para el Parlamento Europeo y el Consejo, los cuales decidirán conjuntamente”.

Así, resultados preliminares indican que el 87% de los españoles que han participado tuvieron una experiencia negativa o muy negativa respecto al cambio de horario. En toda la UE se llega al 76%.

El efecto negativo en la salud, la falta de un ahorro significativo de energía y el aumento de los accidentes de tráfico son las principales razones que han llevado a que los participantes prefieran eliminar el cambio de hora.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, avanzó ayer que propondrá la abolición del cambio de hora bianual en toda la Unión. Asimismo, señaló que el horario que se recomendará será el de mantener el de verano, si bien esto no ha sido confirmado todavía.

El Ejecutivo comunitario hará una propuesta para eliminar el cambio pero no impondrá a los Estados miembros qué franja horaria deban elegir.

No obstante, en el último fin de semana de octubre de este año habrá que cambiar de hora puesto que esta modificación no será inmediata.

No hay fecha para la presentación de la propuesta y una vez que se haga, la Eurocamara y los Estados miembros deberán negociarla.

En febrero, el Parlamento Europeo pidió evaluar las consecuencias en la salud del cambio de horario, así como de su posible supresión.

No hay pruebas científicas concluyentes, según la resolución del análisis, pero sí hay indicios que señalan un efecto pernicioso del actual sistema.

En cualquiera de los casos, se mantendrá la armonización por la que los 28 Estados miembros de la Unión cambian, desde 2001, la hora a la vez.

De no hacerse así, si cada país optase unilateralmente por una u otra opción, perjudicaría al funcionamiento del mercado interior, además de a otras cuestiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.