Nueva presidenta autoproclamada de Bolivia: “La ciudad no es para los indios, que se vayan al altiplano o al Chaco”

Nueva presidenta autoproclamada de Bolivia: “La ciudad no es para los indios, que se vayan al altiplano o al Chaco”

Se ha consumado el golpe de Estado en Bolivia y Jeanine Áñez, la presidente del Senado boliviano, se ha autoproclamado jefa del Estado interina en una sesión del Congreso sin quórum.

Con el respaldo del Ejército, y sin que nadie la tomara juramento, el Jefe de la Casa Militar le puso la banda presidencial y le entregó el bastón de mando. Áñez había llamado a los militares para pacificar el país.

Poco después, el Tribunal Constitucional de Bolivia avaló el nombramiento. La nueva autoproclamada presidente dice tener la intención de convocar elecciones presidenciales de forma que el nuevo mandatario asuma la Presidencia el próximo 22 de enero, cuando debería haberlo hecho Evo Morales.

Éste, desde México, donde permanece desde hace tres días con la condición de asilado político, ha enviado un mensaje en Twitter donde asegura que “se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia. Una senadora de derecha golpista se autoproclamó presidenta del Senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada por un grupo de cómplices y apañada por fuerzas armadas y policía que reprimen al pueblo”.

Los diputados y senadores de Movimiento al Socialismo (MAS), la formación de Morales, con mayorías en ambas Cámaras, no asistieron a la sesión legislativa. Tan solo estuvieron presentes veinte miembros de la oposición.

Poco antes, los líderes de los grupos parlamentarios de MAS habían pedido garantías para asistir a la sesión ya que Luis Fernando Camacho, El Macho, uno de los dirigentes golpistas había hecho un llamamiento a sus seguidores para concentrarse en la Plaza Murillo “para garantizar la sucesión constitucional y asuma la senadora @JeanineAnez como manda nuestra Constitución”.

Rubén Chambi, diputado de MAS, informó de que se había convocado una sesión con los dos tercios de la Asamblea Legislativa para decretar la nulidad de la autoproclamación de Áñez y no reconocer la renuncia de Morales.

Éste se vio forzado a dimitir en la tarde del domingo después de que Williams Kaliman, jefe de las fuerzas armadas bolivianas, y el general Vladimir Yuri, jefe de la policía que antes había dejado su cargo, exigieron su renuncia.

Camacho, también líder del Comité Cívico de Santa Cruz, y Carlos Cruz, candidato derrotado por Morales, están detrás del golpe. Hicieron llamamientos para levantarse contra los resultados electorales del 20 de octubre, alegando, sin pruebas, que se había cometido un fraude electoral.

El primero respaldó la autoproclamación de la presidente del Senado y dijo que “se suspendían las medidas” de protesta, entre ellas, la huelga y los bloqueos de calles en Santa Cruz desde hace tres semanas.

“Felicito a la nueva Presidenta Constitucional de Bolivia, Jeanine Áñez. Nuestro país consolida con su posesión, su vocación democrática y la valentía de una gesta popular legítima, pacífica y heroica. Todo éxito en el desafío que afronta. Viva la Patria!”, ha tuiteado Mesa.

Entretanto, miles de ciudadanos que llegaron desde El Alto, se concentraron en las inmediaciones de la Plaza Murillo, en el centro de La Paz, la capital, y donde tiene su sede el Palacio legislativo. Allí exigieron la vuelta de Morales rodeados de policías y militares y al grito de “¡Evo, no estás solo!”.

Otro grupo llegó también desde El Alto a la Plaza San Francisco coreando “¡La hipala se respeta, carajo!”, a la vez que ondeaban la bandera de los aymara y otros pueblos indígenas. Mientras, aviones de combate sobrevolaban La Paz y El Alto.

Hace dos noches se registraron enfrentamientos entre indígenas y defensores del gobierno derrocado y la policía en la capital, en El Alto y en Cochabamba. Las fuerzas armadas fueron enviadas a las calles para repeler a “grupos vandálicos” y a las “hordas masistas”, como así llaman los golpistas a los partidarios de Morales.

Por su lado, los sindicatos organizan la resistencia. La Central Obrera Boliviana –afín al derrocado presidente, aunque el domingo pidió su dimisión- ha dado un ultimátum a los dirigentes golpistas y que se restablezca el orden constitucional. Si no se cumple, irán a la huelga general. Así lo anunció en un vídeo Juan Carlos Huarachi, dirigente sindical.

Igualmente, los sindicatos de productores de coca de Chapare, sobre los que se apoya Morales, no reconocen a la autoproclamada presidente y han convocado una “movilización nacional” con la exigencia de que vuelva el mandatario derrocado.

Desde ayer hay paros y cortes de carretera contra Áñez convocados por la Confederación Sindical Única de Campesinos y la Federación de Campesinos de La Paz.

Las repercusiones de estas movilizaciones pueden afectar a la provisión de combustibles incluso a otros países. Yacimientos Petrolíferos Fiscales, empresa estatal que gestiona el gas, ha advertido a Argentina que corre peligro el suministro por las posible interrupciones del servicio a causa de la crisis política y social.

La ultraderechista Áñez se postuló como presidente después de que renunciaran a ello los cuatro funcionarios que, constitucionalmente, estaban en la línea de sucesión de Morales. Sus tintes son obvios si recordamos lo que tuiteó en abril de 2013.

“Sueño con una Bolivia libre de ritos satánico indígenas, la ciudad no es para los indios, que se vayan al altiplano o al chaco”, escribió entonces y en junio de ese mismo año se explayaba: “Que año nuevo aymara ni lucero del alba!! Satánicos, a Dios nadie lo remplaza!!”. En España tampoco estamos faltos de semejantes exabruptos.

3 thoughts on “Nueva presidenta autoproclamada de Bolivia: “La ciudad no es para los indios, que se vayan al altiplano o al Chaco””

  1. Lo sucedido en Bolivia es un Golpe de Estado de la ultraderecha y de los militares contra Evo Morales. La prueba está que la ultraderecha es la que gobierna en Bolivia apoyada por los golpistas militares, suprimiendo las libertades y los derechos de los ciudadanos Bolivianos, y discriminando a la población indígena que era partidaria de Evo Morales indicándoles que se vayan al campo, que no se queden en la Ciudad. Esto es un golpe de estado en toda regla. La nueva Presidente ultraderechista de Bolivia, apoyada por el ejercito, no hizo ninguna clase de juramento y los militares la autoproclamaron Presidente, entregándole el bastón de mando.
    Es realmente inadmisible, un golpe de estado contra la democracia, lo que ha sucedido en Bolivia. Y los ultraderechistas y los militares se harán dueños del país, nunca van a aceptar unas elecciones democráticas para nombrar a un nuevo Presidente, nunca van a aceptar el orden constitucionalista.

  2. Considero oportuno realizar dos pequeñas aclaratorias. La primera al comentario de la golpista: Dios es único, omnipresente, poderoso sea cual sea el tiempo, la region geografica o cultura que lo invoque. Si de derechos tradicionalmente legítimos se tratara están reinando en su tierra el panteon secular de los Hicholes, Mayas, Aztecas; Aimaras.
    Si realmente es boliviana entonces inevitablemente es Aimara. Es un grave error segregar la raza ancestralmente originaria aunque no este de acuerdo con sus práticas segun la influencia de conceptos socioculturales más modernos; eso es lo que se llama «respeto». Peor aun traicionar, atacar a su Dios y panteon de dioses. No hay deidad más real que la Pachamama y el Tata Inti.
    Segunda aclaratoria al comentario anterior: Los indígenas que son la gran mayoria del pueblo boliviano no «era» partidario de Evo. És, no dejará de serlo porque Evo más allá de la presidencia de Boivia con todos sus logros y méritos políticos fue convocado según las tradiciones y rituales originarios como el Jefe Supremo de la comunidad indígena. La presidencia del pais puede ser ocupada por cualquiera constitucional o inconstitucionalmente pero Evo es el Nojochi nojchilo’ob; UeyTenkutli; Inca; El Jefe Supremo de los Pueblos indígenas andinos.

  3. “La ciudad no es para los indios, que se vayan al altiplano o al Chaco”. Esa barbaridad la dice una monja que se ha hecho cargo de Bolivia. Tiene huevos la cosa. A estas alturas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.