“Nuestra vida no tiene ni valor, ni precio”, por Monika San Juan.

Mónika San Juan.

Como bien sabéis he pasado el pico de la pandemia, limpiando en la planta de covid19 en un hospital.

Ayer estuvimos desinfectando con arrastre (limpiar paredes, techos, etc.) todo un ala de una planta. Me puse 5 EPIs en 6 horas, cosa que es muy necesaria.

Y hoy he estado pensando que nos hemos jugado la vida, haciendo que el virus no se propagara, entrando en habitaciones y animando a enfermos. Algunos ya se les veía apagarse, mientras sea aplaudía a los que se iban de alta.

Lo que hemos vivido y trabajado no tiene precio, nos darán nuestro sueldo ganado con sudor pero a día de hoy, todavía no he podido soltar las lágrimas que mi alma necesita.

Nuestra vida no tiene valor porque solo somos “las de la limpieza” y no nos consideran sanitarios. Sin embargo, conocemos cómo hacer bien las cosas y a nuestra manera también salvamos vidas.

Quiero decir que a pesar de los errores humanos, la sanidad pública somos un ejemplo de lucha, unidad y dedicación a las vidas de nuestros conciudadanos.

Doy el pésame a todas las familias de los fallecidos. Y a los políticos que solo han puesto palos en las ruedas de las decisiones del gobierno, acertadas o no, les digo que dónde están sus marcas en la cara de los EPIs, dónde están sus horas de voluntariado. Sólo han tenido corbatas negras y nada de respeto a nuestro trabajo.

Nosotros tenemos valor… pero no precio. Volveremos a ser lo que fuimos. Personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *