Nordhaus y Romer, Premios Nobel de Economía

Nordhaus y Romer, Premios Nobel de Economía

Por “integrar innovación y clima con el crecimiento económico”.
El Premio Nobel de Economía 2018 es para los norteamericanos William D. Nordhaus y Paul M. Romer. Para la Academia Sueca ambos economistas e investigadores diseñaron “métodos para abordar algunas de las cuestiones más apremiantes y básicas sobre cómo crear un crecimiento económico más sostenible y sostenido a largo plazo”, dice el fallo.

Así, mientras que Nordhaus es el padre del enfoque ambientalista moderno, Romer es el defensor de un acercamiento al crecimiento basado en la innovación.
Justin Wolfers, profesor de Economía de la Universidad de Michigan, señala que «el premio no parece una combinación evidente. Ambos están relacionados de alguna forma con la teoría moderna del crecimiento, pero no de una forma coordinada o particular. Pero poner juntos a Romer y Nordhaus tiene sentido porque cada uno de ellos apuntó a las contradicciones en el corazón del capitalismo. Al final, es sobre los fallos del mercado. Por sí solos, los mercados generan demasiada contaminación”, según Nordhaus, “y demasiadas pocas ideas”, según Romer, explica el profesor.

Por ello, indica el comunicado del comité sueco, “las contribuciones de Paul Romer y William Nordhaus son metodológicas y nos proporcionan conocimientos fundamentales sobre las causas y consecuencias de la innovación tecnológica y el cambio climático. Los galardonados de este año no ofrecen respuestas concluyentes, pero sus conclusiones nos han acercado mucho más a la pregunta de cómo podemos lograr un crecimiento económico mundial sostenido y sostenible”.

Nordhaus defiende fijar un impuesto para las emisiones de CO2: “Es como pagar impuestos para que el Ayuntamiento tenga limpias las calles, o para que el Estado quite la contaminación del agua potable, o para las Fuerzas Armadas”.

En una entrevista en El Mundo, este economista dijo que “el cambio climático es una cuestión a más largo plazo y no se circunscribe a la ciudad, o la comunidad de vecinos, al país, sino al mundo” y que el mercado no puede dar solución a esta cuestión ambiental: “El mercado no penaliza la emisión de CO2. Es algo que tiene un coste cero”.

Nordhaus fue en la década de los 90 “la primera persona en crear un modelo integral, cuantitativo”, que “describe la interacción global entre la economía y el clima. Su modelo integra teorías y resultados empíricos de física, química y economía. El modelo de Nordhaus ahora está ampliamente difundido y se utiliza para simular cómo la economía y el clima coevolucionan. Se utiliza para examinar las consecuencias de las intervenciones de política climática, por ejemplo, los impuestos al carbono”, asegura la Academia.

Por su parte, Paul Romer fue economista jefe del Banco Mundial hasta principios de 2018. Fue entonces cuando renunció después de un escándalo al denunciar que los criterios de método de los informes de este organismo, en concreto el Doing Business, se habían modificado con la intención de perjudicar el resultado de Chile cuando Michelle Bachelet era presidente. El Banco le desautorizó y tuvo que retractarse.

Su vida está repleta de situaciones de muy distinta índole e incluso contradictorias. Abandonó Berkeley para ir a una escuela de negocios, lo dejó todo para fundar una start-up, fue crítico sin miramientos con sus compañeros y las luchas entre las escuelas y fue defensor de ciudades autónomas como Hong Kong o Singapur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.