Ni Flynn, ni Flonn

Un “alto miembro de la campaña” de Trump pidió a Flynn que contactara con Rusia.
Según un comunicado emitido por Michael Flynn después de comparecer ante un tribunal de Washington DC, el ex asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca ha confirmado que, en diciembre de 2016, “un alto miembro de la campaña electoral” del, ahora, presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le pidió que contactará con oficiales rusos. Lo ha hecho tras declararse culpable por mentir al FBI en la investigación sobre la posible injerencia rusa en las elecciones presidenciales, mostrándose dispuesto a cooperar con las autoridades a fin de evitar los hasta cinco años de cárcel que le supondría este delito. También porque, según ha declarado, “después de 33 años de servicio a mi país, se me ha hecho muy difícil soportar tantos meses de falsas acusaciones de traición, así como otros de actos infames. Tales falsedades son contrarias a todo lo que he hecho y a todo por lo que he luchado”.

Se reconoce culpable
Flynn ha reconocido que “las acciones que he aceptado hoy ante un tribunal estaban equivocadas y que, a través de mi fe en dios, estoy trabajando para arreglarlo”, finalizando su comunicado con que su declaración de culpabilidad y el acuerdo alcanzado para cooperar con la investigación “reflejan una decisión que he tomado en el mejor interés de mi familia y de mi país. Acepto la total responsabilidad de mis actos”.
Según diversas fuentes, fue el propio Donald Trump quién dio la orden directa de entablar el contacto con Rusia. La investigación está dirigida por Robert Mueller, quien ha confirmado que “Flynn ha ofrecido su completa cooperación con el equipo y está preparado para testificar que, mientras era candidato, Donald Trump le ordenó entablar contacto con los rusos”.
En cambio, la Casa Blanca, a través de su abogado, el tejano Ty Cobb, lo niega todo, asegurando que nadie de la administración Trump teme nada de cualquier confesión que haga el ex asesor de Seguridad Nacional: “No hay nada en esta declaración de culpabilidad que implique a cualquier otra persona que no sea el señor Flynn”, añadiendo que “su declaración abre el camino a una conclusión rápida y razonables de la investigación que lidera el señor Mueller”.
Flynn dimitió después de ocultar a Mike Pence, vicepresidente, en qué consistieron sus contactos con Rusia, más en concreto, con Sergey Kislyak, en aquel entonces embajador de Rusia en Washington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.