Nace la Fórmula 1 femenina

Nace la Fórmula 1 femenina

La última mujer en correr un Gran Premio fue Lella Lombardi.
A partir de mayo de 2019 comenzará una nueva competición en el Mundial de Fórmula 1: las W Series, para mujeres, que contribuirá a promocionarlas, rompiendo, así, una barrera histórica.

Detrás de esta nueva plataforma está el ex piloto británico David Coulthard y el diseñador de Red Bull Adrian Newey, además de otras celebridades del mundo del motor. El objetivo es impulsar a la mujer en este mundillo y que se promocionen en algún equipo de F-1.

No es que no haya mujeres en el motor. Sin embargo, su presencia es casi testimonial o en categorías más bajas, como la piloto española Carmen Jordá, la escocesa Sussie Wolff y la mexicana Tatiana Calderón. De hecho, desde 1976, ninguna mujer ha competido en un Gran Premio. Entonces fue Lella Lombardi, quien llegó a disputar doce carreras. Giovanna Amati fue la última que lo intentó, en 1992, pero no logró clasificarse.

La W-Series será de entrada libre para entre 18 y 20 pilotos femeninas, seleccionadas únicamente por sus méritos después de superar varias pruebas y otras valoraciones. Cuenta con 1,5 millones de dólares, alrededor de 1,3 millones de euros, y la que gane la general se llevará 500 000 dólares unos 435 000 euros.

La idea, en principio, es disputar seis carreras de 30 minutos en los mejores circuitos de Europa, de los cuales algunos acogieron el pasado Grandes Premios de F-1, y en los que han corrido monoplazas exactamente iguales de la Fórmula 3 de 1.8 litros. Estados Unidos, Asia y Australia se estudiarán para el futuro.

según indican los organizadores en el comunicado presentando esta nueva competición, “en el corazón del ADN de las W Series está la firme creencia de que las mujeres pueden competir de igual forma con los hombres en el deporte del motor. De cualquier modo, unas series exclusivamente femeninas son esenciales de cara a forzar una mayor participación femenina”.

Coulthard y Newey forman parte del Consejo asesor, Dave Ryan, ex team manager de McLaren, será el director de Carrera y Catherine Bond Muir, abogada y banquera de finanzas corporativas, será la directora ejecutiva.

La creación de un competición exclusivamente femenina ha suscitado ciertas controversias en el pasado. Algunas pilotos preferían competir contra los hombres en lugar de hacerlo por separado. Carmen Jordá fue una de las mayores impulsoras de un campeonato solo de mujeres, argumentando para ello que las féminas tienen una desventaja física frente a los hombres. En cambio, Claire Williams, jefa de Williams, entiende que crear un Mundial femenino es “un paso atrás”.

Para Coulthard, sin embargo, las mujeres estaban alcanzando un techo de cristal en la F-3, sobre todo al escasear los fondos, y entiende que no hay razón para que no compitan en un campeonato con hombres. Asegura que “de cara a ser un piloto de éxito, debes ser talentoso, determinado, competitivo, valiente y físicamente preparado, pero no el tipo de superpoderes que requieren otros poderes y tampoco tienes que ser un hombre”.

Newey, por su lado, confía en que las W Series creen “una plataforma en la que las mujeres pilotos puedan mejorar corriendo unas contra otras y desde las que puedan dar el salto adelante en sus carreras para, finalmente, correr de forma exitosa en la F-1”.

Kevin Magnussen, de Haas, señaló que cuando “corría de niño en karts, competí contra algunas chicas que tenían talento y eran rápidas, pero no eran demasiadas y había más chicos que chicas, eso es un hecho, así que doy la bienvenida a las W Series y espero que ayuden a las pilotos de carreras a progresar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.