Mugabe, detenido

El nuevo presidente interino de Zimbabwe es el ex vicepresidente Emmerson Mnangagwa.
Desde la Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU PF) se asegura que Robert Mugabe -a la derecha en la imagen- y su familia están detenidos y seguros. “Tanto por la Constitución como por el bien del país, esto era necesario. Ni Zimbabwe ni ZANU son propiedad de Mugabe ni de su mujer. Hoy empieza una nueva era y el camarada Mnangagwa -a la izquierda en la fotografía- nos ayudará a conseguir un Zimbabwe mejor”. Igualmente se insiste en que no ha sido un golpe de Estado, sino que se ha intervenido porque la Constitución ha sido socavada. “El camarada interino Emmerson Mnangagwa será el presidente de ZANU PF como establece la Constitución de nuestra organización revolucionaria”, añadiendo que lo que está viviendo el país es una transición “pacífica no sangrienta” y que la situación es estable. “ZANU PF tiene su forma de solventar nuestros problemas. La situación es estable y Zimbabwe está abierto a los negocios. No ha habido un golpe de Estado”.
La crisis en Zimbabwe tuvo su origen en el cese de Mnangagwa como vicepresidente del país, lo que se interpretó como un intento de colocar a la primera dama, Grace Mugabe, como sucesora del presidente, alejando, así, a Mnangagwa de la carrera sucesoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.