Muere a los 93 años Fernando Morán, primer ministro de Asuntos Exteriores de Felipe González

Muere a los 93 años Fernando Morán, primer ministro de Asuntos Exteriores de Felipe González

Fernando Morán, ministro de Asuntos Exteriores en el primer Gobierno de Felipe González, ha fallecido este martes a los 93 años de edad, en Madrid. Era considerado en diciembre de 1982 como el abuelo del primer Ejecutivo socialista de la democracia recuperada en nuestro país.

En aquel Gabinete, González que era presidente, se estrenaba como cuarentón. Aquel Gobierno era llamado por la prensa en España el gobierno de los “jóvenes nacionalistas españoles”. Por entonces, Morán tenía ya 56 años.

El titular de Exteriores contaba ya con una dilatada carrera diplomática: ejerció de cónsul general en Londres, además de director general de Política Exterior para África y Asia Continental.

En el año 1974 Morán entró a formar parte del Partido Socialista Popular (PSP) de Enrique Tierno Galván, negociando la llegada al PSOE de un selecto grupo de intelectuales y profesores. Fue elegido senador por Asturias en las elecciones de 1977.

Morán, cuando entró a formar parte del Gobierno, no solo contaba con una gran experiencia en la Administración sino además una brillante trayectoria como escritor. Publicó una decena de libros, entre los que se encontraba Una política exterior para España. En esta publicación se diseñaba una hoja de ruta para salir del aislamiento internacional que sufría España después de cuarenta años de dictadura.

El titular de Exteriores fue aplicando un plan que tenía perfectamente diseñado: abrir la verja de Gibraltar, negociar el tratado de adhesión a la Comunidad Económica Europea y la creación de un nuevo convenio bilateral con Estados Unidos.

Sus convicciones firmes chocaron bruscamente con el Ejecutivo de La Moncloa y empezaron a tomarse decisiones en el ámbito de política exterior. Algo que Morán interpretó como injerencias externas. Finalmente, en julio de 1985 fue sustituido por Francisco Fernández Ordóñez.

Morán ocupó su escaño en el Parlamento Europeo durante 10 años

A partir de entonces, el partido encontró una gran disyuntiva. No podía desperdiciarse su capacidad como político, a la vez que desde la cúpula se le reprochaba su fuerte carácter. Después de abandonar el Gobierno, fue nombrado embajador en Naciones Unidas.

En 1987 fue cabeza de lista del PSOE en las elecciones al Parlamento Europeo, logrando un escaño que ocupó durante diez años. Se presentó a la Alcaldía de Madrid en 1999, aunque perdió frente a José María Álvarez del Manzano. En el año 2000 dimitió como concejal y abandonó la vida política.

Meritxell Batet, presidenta del Congreso, le ha rendido un homenaje mientras los diputados permanecían en pie. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha puesto en valor su “legado imborrable” y su “profundo europeísmo”. En Pozuelo de Alarcón fue instalada su capilla ardiente la tarde de ayer miércoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.