Muere el asesino Mugabe, tirano de Zimbabue

Muere el asesino Mugabe, tirano de Zimbabue

A los 95 años ha muerto Robert Gabriel Mugabe, ex presidente de Zimbabue, que gobernó el país con mano de hierro durante 37 años, desde que la antigua Rodesia se independizó de Reino Unido. Ha fallecido en Singapur, donde recibía tratamiento médico.

No han pasado ni dos años desde que fue despojado del poder, en noviembre de 2017, forzado a abandonar la Presidencia de Zimbabue por el actual jefe del Estado, Emmerson Mnangawa, y sus propios compañeros y camaradas.

Este último período de su vida lo ha pasado a caballo entre el hospital de Singapur y su mansión de lujo de Harare. Pretendió dejar preparada la sucesión para su esposa, pero, finalmente, no lo ha logrado.

Ha sido Mnangawa quien ha anunciado su muerte: “Con la mayor de las tristezas, anunció la muerte del Padre fundador de Zimbabue y antiguo presidente, el comandante Robert Mugabe”, escribió el mandatario en Twitter.

En otro mensaje, Mnangawa ha escrito que “el comandante Mugabe era un icono de la liberación, un panafricanista que dedicó su vida a la emancipación y empoderamiento de su gente. Su contribución a la historia de nuestra nación y el continente nunca será olvidada. Que su alma descanse en la paz eterna”.

El ex dictador de Zimbabue era hijo de un carpintero y una catequista. Se formó para profesor y cuando estudiaba en Sudáfrica se implicó en los movimientos políticos y de liberación. Participó en la fundación de la Unión Africana Nacional de Zimbabue (ZANU) en 1963, que surgió como un movimiento de liberación contra Ian Smith y su régimen racista y, a la postre, se convirtió en el único partido político que ha gobernado el país surafricano desde 1980.

Fue encarcelado durante diez años por su activismo. Pasó de héroe a asesino cuando, en 1983, sucedió la matanza de casi 20.000 personas de la minoría Ndebele. Sus métodos autoritarios le convirtieron en el mayor enemigo de sus propios conciudadanos.

En el año 2000 llevó a cabo la reforma agraria, por la que expropió las granjas de alrededor de 4.500 zimbabuenses blancos. Quiso hacer creer que se trataba de un reparto más justo de las tierras, pero tan solo fue una estrategia de la que sólo se benefició una minoría perteneciente a la élite y a gente próxima al régimen.

En 2008, viviendo una extrema crisis económica, fue cuestionado en las urnas por la oposición. Respondió con represión y una oleada de torturas y detenciones. La inflación se disparó a niveles estratosféricos (76.600.000.000%), dejando una economía inoperativa, un sector agrícola inexperto, el desplome de la producción y la exportación, el salvaje aumento del desempleo, de subvenciones estatales y de los precios.

1 thought on “Muere el asesino Mugabe, tirano de Zimbabue”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.