Montoro invade la autonomía municipal en la Villa de Madrid

Hacienda tutelará las operaciones financieras de la capital cada semana.

Tras dos años de incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, Hacienda envío al ayuntamiento madrileño una resolución que anunciaba el endurecimiento del control de las cuentas del consistorio. Según el Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento “no ha reconducido su senda de gasto”, por lo que a partir de ayer deberá informar con carácter semanal de sus gastos e ingresos presupuestarios al Ministerio “con el objetivo de tomar las decisiones que correspondan en el ejercicio de las competencias que la legislación le tiene atribuidas” que también incluyen “las medidas adoptadas o a adoptar por la corporación para reconducir su senda al límite legal”, afirman desde Hacienda.
La intervención se produce después de que Carlos Sánchez Mato, delegado de Economía, se negara a enviar un plan económico financiero ajustado, es decir que los gastos municipales no crezcan más que el promedio de la economía, tal como dicta la Ley de Estabilidad, con el fin de generar ahorros en épocas de bonanza que permitan reducir la deuda ocasionada durante la crisis. El ejecutivo de Carmena argumenta que ya genera suficiente superávit que le permite reducir su deuda a mayor ritmo que otras administraciones en España, por lo que pretende elevar el gasto más allá de lo permitido.
El Ayuntamiento de Madrid incumple la regla de gasto, como hacen cientos de ayuntamientos más en toda España, pero en 2016 sobrepasó el tope en 234 millones sobre un presupuesto de casi 4.500 millones. Para Hacienda, en 2017 el exceso de gasto superará los 230 millones y se mantendrá en 240 millones en 2018, algo que se considera inaceptable por el departamento de Montoro, advirtiendo de que “se trata del penúltimo paso antes de la intervención definitiva”, parecido a lo que se hace actualmente en Cataluña en terreno económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.