Moderna elige España como uno de sus principales puntos de distribución de la vacuna

Moderna elige España como uno de sus principales puntos de distribución de la vacuna

De acuerdo con una instrucción policial, Moderna, el laboratorio estadounidense de la vacuna ARNm-1273, utilizará España como punto neurálgico de distribución del compuesto para todo el mundo.

Esto supone que por nuestro país pasarán más de 600 millones de vacunas, con lo que ello supone a nivel logístico y de seguridad. De esos millones de dosis, algunas partidas se distribuirán a distintos puntos de Europa que aún no se han precisado.

Por primera vez se conoce de manera detallada como se ha desarrollado cada fase de la distribución de las vacunas que llegarán a España.

Según la instrucción policial, Moderna prevé “que desde un único centro nacional esta vacuna llegue a los centros de las comunidades autónomas”. Equipos de vacunación se moverán a los distintos puntos habilitados por los Gobiernos autonómicos para retirar las vacunas.

No obstante, no se ha desvelado dónde serán los centros de almacenamiento de las dosis. “Los lugares del destino y el almacenamiento permanecerán secretos hasta el último momento”, señala el documento.

La de Moderna no será la primera vacuna en llegar

El Ministerio de Sanidad y el de Interior coordinarán permanentemente el proceso de distribución tanto de la vacuna de Pfizer-BioNTech, la primera en llegar, como la de Moderna. Igualmente, las que lleguen después.

Asimismo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se encargarán de la protección de los puntos de almacenamiento de la vacuna. También protegerán a los equipos de vacunación.

“Se escoltará el transporte, se dará vigilancia a los lugares de custodia, se acompañará a equipos de vacunación y se protegerán los centros de investigación de otras vacunas en estudio en España”, establece la instrucción policial.

La primera vacuna en llegar será la Pfizer-BioNTech a través de un primer envío terrestre desde Bélgica. La de Moderna recibió luz verde de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) a mediados de octubre. Entonces, este laboratorio estadounidense anunció que sus socios estratégicos en Europa, Lonza (Suiza) y Rovi (España), colaborarían de manera activa en el suministro del compuesto.

La Unión Europea compró a la farmacéutica 80 millones de dosis en una primera fase y otros 80 millones posteriormente. Por cada unidad habría pagado 18 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.