Mil militares venezolanos desertan a Colombia

Mil militares venezolanos desertan a Colombia

Fueron entrevistados por autoridades migratorias y han recibido atención básica en salud, apoyo legal, alojamiento y alimentación.
Según ha hecho público el Ministerio de Asuntos Exteriores colombiano en un informe, son ya cerca de mil los militares venezolanos que han desertado y cruzado la frontera con Colombia y han solicitado refugio en el país. “Los cerca de mil ex miembros de la fuerza pública venezolana que han llegado en busca de protección han hecho entrega de su armamento y uniformes”, señala el comunicado.

“Se encuentran bajo custodia de la Fuerza Pública colombiana”, añade, según recoge Europa Press, además de indicar que fueron entrevistados por las autoridades migratorias y recibieron atención básica en salud, asesoramiento legal, alojamiento transitorio y alimentación. El Gobierno del país calcula que 400 miembros van con sus familias.

Asimismo, se apunta que “Colombia ha enfrentado la más compleja y desafiante crisis migratoria de su historia con generosidad y decisión, con total apertura y transparencia” y confirma, así, que “honrando su compromiso de soledad y fraternidad, el Gobierno colombiano acoge a ex miembros de la fuerza pública venezolana”. El Ejecutivo de Colombia ha establecido un procedimiento de recepción y atención de acuerdo con las disposiciones internacionales en materia de derechos humanos.

En ese sentido, las autoridades colombianas señalan que se ha tramitado un número significativo de solicitudes de refugio. “En tal virtud, y de acuerdo con las normas internacionales, han recibido los salvoconductos que les permitirán permanecer en el territorio colombiano en tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores adelanta los trámites correspondientes”, reza el texto. De acuerdo con su mandato, ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha respondido en positivo a las solicitudes del Gobierno colombiano de ofrecer apoyo logístico para atender a los solicitantes de refugio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.