México se niega a colaborar en la expulsión de inmigrantes de Estados Unidos

México se niega a colaborar en la expulsión de inmigrantes de Estados Unidos

No acogerá a los que piden refugio en la frontera estadounidense.
Según un documento oficial, el Gobierno de México se opone a la solicitud de Washington para que las personas que solicitan refugio en la frontera entre estos dos países lo hagan en territorio mexicano. “México no estaría en posibilidad de atender casos de refugio para un tercer país, cómo sigue el planteamiento de Estados Unidos en ocasiones anteriores”, reza la carta.
Las autoridades estadounidenses entienden que un pacto conocido como Acuerdo de Tercer País Seguro disuadiría a los ciudadanos centroamericanos que buscan asilo cada año en Estados Unidos y que saturan los tribunales migratorios. Sin embargo, el gobierno mexicano no está dispuesto a cruzar esa línea roja tal como se desprende de la nota oficial que se preparó para la reunión que se celebró en Guatemala entre Luis Videgaray, ministro Asuntos Exteriores de México, con Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional estadounidense.
La nota agrega que “México ha realizado un esfuerzo significativo para proveer de mayor información sobre refugio a los  centroamericanos que son asegurados en la Frontera Sur, y recientemente adoptó medidas que permiten a los solicitantes de refugio laboral en tanto se resuelve su caso”.

Disposición de México a cooperar
México ha mostrado cada vez más su disposición a cooperar con Estados Unidos en ciertos asuntos que formarían parte de una estrategia para suavizar la postura de Washington en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Así, las autoridades norteamericanas pretenden obtener una mayor cooperación en materia de inmigración y seguridad antes de que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, jure su cargo. El nuevo mandatario mexicano, izquierdista, ha manifestado sus intenciones de mantener buenas relaciones con Estados unidos, pero se muestra más inflexible a la hora de defender los derechos de los migrantes, lo que hace menos probable que se acepte un pacto de refugio.
Gerónimo Gutiérrez, embajador de México en Estados Unidos, ha dicho en un comunicado que “estamos interesados en lidiar con el hecho de que tanto México como Estados Unidos están enfrentando un fuerte aumento en las solicitudes de refugio y abordando las causas de la migración a través del desarrollo”. A ello, el diplomático mexicano añade que “constantemente entablamos un diálogo con nuestros homólogos estadounidenses sobre estos asuntos para identificar y desarrollar áreas de cooperación”.
En la reunión que este pasado viernes mantuvieron López Obrador, Videgaray y Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, se alcanzó un compromiso para reducir la migración creando mejores niveles de vida en México y América Central y seguir avanzando en materia migratoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.