Los mensajes que prueban la traición de Fran Hervías y la intermediación en la compra de tres diputados de C’s

Los mensajes que prueban la traición de Fran Hervías

La traición de Fran Hervías a Ciudadanos no es algo nuevo. Viene de lejos, desde que Albert Rivera abandonó la formación naranja. Tras el descalabro en las elecciones de noviembre de 2019, cesó como secretario de Organización de Ciudadanos.

Sin embargo, desvela El Español, conservó su poder, sus contactos en la estructura territorial de la formación que ahora lidera Inés Arrimadas. No sólo eso, sino también su nómina. Pidió “una salida” tras el desastre electoral y la obtuvo como senador por designación autonómica.

Ahora, siempre según El Español, ha vendido al PP la estructura territorial de Ciudadanos. De acuerdo con lo publicado por este digital, prueba de ello son numerosos mensajes de WhatsApp.

Entre ellos, los que propiciaron que los tres tránsfugas en Murcia se pasaran o se vayan a pasar al PP. De momento, los dos, además de Isabel Franco, que ya era vicepresidente de la región, han obtenido su pago en forma de consejerías.

La intervención de Fran Hervías fue decisisva en Murcia

“Hablad con Fran”, dice uno de los escritos que recibieron los populares para abortar la moción de censura contra Fernando López Miras.

Aunque Fran Hervías niega la implicación de Teodoro García Egea, secretario general del PP, la negociación se llevó a través de personas cercanas a Egea. El propio ex senador naranja lo niega también.

Otra conversación de esta aplicación de mensajería es la que mantuvo Emilio Argüeso, senador y número dos suyo. “Se avecina algo gordo. Y lo que te queda por ver. Hasta el lunes no podré contar mucho”, comenta, supuestamente, Argüeso con un cargo de Ciudadanos en Murcia.

Este tipo de charlas, al parecer, se están repitiendo en todo el territorio nacional. Por tanto, una conspiración que traspasa la frontera de la región murciana. El último objetivo no es otro que terminar recalando en las filas del PP.

Por otro lado, en una conversación telefónica que desvela El Español, dos cargos naranjas comentan que “son muy listos. No nos hablan de dinero, sino de puestos”. “Nos hablan hasta de las listas del Congreso”, abunda uno de ellos.

El PP ofrece a cargos de Cs cuatro años más en política

Entretanto, desde el PP insisten a los militantes y cargos de la formación de Arrimadas que “Ciudadanos está muerto. Podéis garantizaros cuatro años más en política”, aseguran para seducir a los naranjas.

Ahora, Fran Hervías ha pedido un puesto en la estructura nacional de los populares a cambio de la estructura territorial de Ciudadanos. Con ella, el PP puede destruir orgánicamente a los de Arrimadas.

Prueba de ello es que los tres tránsfugas en Murcia han actuado como lo han hecho porque Hervías los puso en sus puestos. Ahora, tenían que devolver el favor y rendirse a García Egea.

Se veía venir la traición

En la sede naranja cunde el desánimo. Veían venir la traición de Fran Hervías, pero ni por asomo se imaginaron que llegaría tan lejos. “No es un rostro conocido. Su fichaje no suma, no va a aportar nada en clave electoral, pero ha vendido lo más importante, su estructura de Organización. Quiere destruir Ciudadanos”, lamenta un miembro de la dirección nacional.

A fin de cuentas, no es más que una venganza personal. Quiso incrementar su poder autoproclamándose portavoz adjunto de Cs en el Senado. Arrimadas abortó la maniobra.

No es la primera conspiración que el ex secretario de Organización trama. En junio del año pasado consiguió que su mujer, Virginia Millán Salmerón, que había perdido su escaño naranja, fuera aupada a un puesto en el Defensor del Pueblo Andaluz. Por ello cobra cerca de 60.000 euros anuales.

Todos dentro de Ciudadanos pensaban que Fran Hervías pretendía recuperar poder dentro del partido. No se imaginaban que quería destruir al partido y, con él, a su líder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.