Las medidas que Bruselas plantea para afrontar el precio de la luz

Las medidas que Bruselas plantea para afrontar el precio de la luz

La Comisión Europea ha desvelado el documento en el que plantea las medidas a corto y medio plazo para afrontar el alto precio de la luz. Lo habría hecho este martes, pero finalmente optó por retrasarlo a este miércoles para consensuarlo.

La primera conclusión que se desprende del texto es que Bruselas considera que la actual situación de un precio de la luz batiendo récords diarios es coyuntural.

Responsabiliza de los altos precios al del gas. Además, entiende que “seguirán siendo altos durante los meses de invierno y caerán en primavera”. Será entonces cuando, estima, “la situación se estabilice”.

No obstante, asegura que los precios se mantendrán por encima de los niveles medios de los últimos años.

Así, el Ejecutivo comunitario plantea dos grupos de medidas, a corto, en el marco vigente, y a medio plazo.

Dentro del primer grupo, el organismo que preside Ursula von der Leyen propone “ayudas de emergencia” a consumidores vulnerables. Podría llevarse a cabo mediante vales o el pago de parte de las facturas.

Además, deja en manos de los Gobiernos de los Estados miembros la adopción de otras medidas alternativas. El documento señala que entre ella, podría permitir aplazamientos de los pagos de facturas.

Asimismo, decretos para reducir impuestos para familias vulnerables y con carácter temporal. También, destinar ayudas a empresas o sectores especialmente afectados, eso sí, en el marco actual de la normas de competencia.

A lo que dice comprometerse Bruselas es a investigar “posibles comportamientos anticompetitivos”. Para ello solicitará a la Autoridad Europea de Valores y Mercados un análisis del mercado europeo de derechos de emisión.

Medidas a medio plazo para contener el precio de la luz

En ese sentido, cabe señalar que los créditos que las plantas industriales compran con el fin de emitir CO2 funcionan como activos financieros. A ese respecto, España pidió que la Comisión Europea vigilara una posible especulación que provoque el incremento del precio de la luz.

Por su lado, a medio plazo, Bruselas “explorará los posibles beneficios de compras conjuntas” de gas, un extremo que también propuso el Gobierno español.

El objetivo sería “crear reservas estratégicas”. No obstante, estas operaciones tendrían que ser “voluntarias” para cumplir con las normas comunitarias de competencia.

Kadri Simson, comisaria de Energía, ha sido la encargada de presentar en rueda de prensa este documento. Éste incide en la posibilidad de explorar ideas y propuestas cara al futuro, pero no para responder específicamente a los aumentos actuales de los precios.

En esa línea, el Ejecutivo comunitario analizará una posible revisión del reglamento acerca de seguridad de suministro. De este modo se pretende “garantizar un funcionamiento más efectivo de los almacenes de gas”.

Asimismo, “apoyará el desarrollo de una reserva energética para el futuro como una herramienta clave de flexibilidad” ideada para baterías o hidrógeno, entre otros.

A su vez, el texto de Bruselas admite que algunos países, como España, han denunciado si el modelo actual del mercado mayorista “es todavía adecuado”.

A ello responde, sin embargo, que “es improbable que otros modelos alternativos tengan mejores resultados”. Pese a ello, instará a la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía a evaluar los “beneficios e inconvenientes” del modelo actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.