Los médicos dicen que estamos en una situación límite

Los médicos dicen que estamos en una situación límite

La situación límite en la que se encuentra el sistema sanitario español es de lo que advierte el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM). Se caracteriza, además por el “desbordamiento” de la Atención Primaria y lo que es la antesala de su desaparición en el ámbito público.

Se une la sobrecarga de Urgencias, el incremento de la ocupación de los servicios en hospitales y, preocupa especialmente, las UCIs. Los médicos están física y emocionalmente en un estado de “agotamiento”.

A esa situación límite a la que están sometidos los profesionales nada contribuye el lamentable espectáculo de los responsables políticos. Son “incapaces” de alcanzar un “mínimo acuerdo” para abordar problemas “urgentes”, mientras los sanitarios lo contemplan con “abatimiento e indignación”.

Desde hace meses, el sector de la Sanidad afronta una situación límite sin que se atisbe una solución por parte de la política.

CGCOM señala que “desde la corporación hemos solicitado soluciones urgentes”. Reclaman “una autoridad sanitaria única, la existencia de un marco conceptual aceptado y respetado de normalización de la actuación de salud pública y vigilancia epidemiológica”

Reivindican que ese marco “aleje la toma de decisiones del debate político, la existencia de guías accesibles, sistemas de registros y comunicación robustos, ágiles y transparentes”. De ese modo, que “los profesionales sanitarios puedan coordinar y sincronizar sus decisiones y aumentar la confiabilidad de nuestras acciones en la población”. Además, “y muy especialmente la puesta en marcha de una estrategia de recursos humanos en salud para afrontar la pandemia”.

Se asiste “impotente”, denuncian, a la sobrecarga asistencial de la Atención Primaria. Ésta debe cubrir también el seguimiento de problemas inaplazables, además del “ingente control” de enfermedades crónicas, procesos intermedios, atender a pacientes pluripatológicos y polimedicado.

Una situación límite que llega a todos los segmentos de la Sanidad

También a pacientes mayores que cuentan con poco apoyo socio-familiar, a los que se suman aquellos con problemas de salud mental, agravados por la actual situación.

Con el incremento del diagnóstico precoz, aumenta el control del aislamiento de casos y contactos. A su vez, la vigilancia y control de residencias y el regreso a las aulas. Para colmo, lo “más patético”, el incremento de la burocracia a causa del coronavirus.

Así, desde CGCOM exigen “la puesta en marcha de un Plan ‘IFEMA’ para la Atención Primaria que descargue a la misma de todas estas tareas de diagnóstico, control y seguimiento epidemiológico y permita en condiciones de seguridad una asistencia de calidad. Está en juego la Relación médico-paciente. Está en juego nuestro modelo sanitario”.

La Covid-19 no ha dado tregua a los profesionales sanitarios que asisten exhaustos al aumento de los contagios, al incremento en las listas de espera. A su vez, al descenso en el control de procesos graves y todo ello en un escenario de desborde y sobrecarga asistencial.

Exigen a los políticos que “se pongan de acuerdo y que abandonen la confrontación. Aparquen diferencias, centren el discurso y lideren como país la puesta en común de una hoja de ruta a la que nos sumemos todos”.

Con todo, instan a la población a cumplir con las medidas que se han demostrado eficaces frente al coronavirus: mascarilla, higiene de manos y distancia de seguridad.

A pesar de la situación límite en la que se encuentran, “la profesión médica seguirá honrando el compromiso con la ciencia y los pacientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.