Más Madrid rechaza una candidatura conjunta con Iglesias

Más Madrid rechaza una candidatura conjunta con Iglesias

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, propuso este lunes que Unidas Podemos y Más Madrid concurran en una candidatura conjunta a las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad madrileña.

Ayer, reunida la dirección del partido que fundaron Manuela Carmena e Íñigo Errejón ha decidido rechazar esa posibilidad. Eso, aunque Iglesias manifestara que estaba dispuesto a ir de segundo en una lista encabezada por Mónica García, la candidata del partido.

“Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos”, ha dicho García.

Este lunes, en una entrevista en El Intermedio de laSexta, Iglesias insistió en ese planteamiento. “Tengo claro que Mónica García, sus compañeros y la gente de Más Madrid podemos ponernos de acuerdo. Estaría de acuerdo con ir de segundo de Mónica García. Si los inscritos lo deciden, yo encantado de ir en el puesto que me toque”, señaló al Gran Wyoming.

En la mañana de este lunes, la candidata manifestaba que le había molestado “un poco” que Iglesias se presentara a la Comunidad de Madrid.

Por tanto, se deduce que la idea no es del agrado de la cuarta fuerza política en la región. Las heridas sufridas tras la escisión de Podemos todavía duelen.

Es pronto para hablar de confluencias, aunque confluencias deberá haber si ambas formaciones y el PSOE de Ángel Gabilondo quieren ser una opción de gobierno. El mensaje debe ser claro: un mismo objetivo, aunque vayan por separado, que no es otro más que desalojar al PP de la Puerta del Sol.

Más Madrid cree que es mejor ir por separado

Pablo Iglesias está seguro del impulso que su candidatura dará a las opciones de Unidas Podemos en la región. Y es seguro que así será. En cambio, en opinión de Mónica García, mejor ir cada uno por su lado a sabiendas de que es posible que cada uno de los partidos puede lograr sin dificultades, al menos, el 5% necesario para obtener representación parlamentaria.

No era así en el caso de la formación morada, muy tocada desde la escisión de Errejón. Se mueve al borde del abismo y eso es lo que trata de evitar su todavía líder.

“El 5% de las tres listas está garantizado y es la mejor manera de movilizar” a la izquierda, decía la candidata de Más Madrid en un vídeo publicado en su cuenta de Twitter.

Diálogo, pero después de los comicios

Pese al rechazo, mostraba, en cambio, su disposición a dialogar, pero después. “Quiero presentarme a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Desde Más Madrid vamos a garantizar diálogo”, aseguraba.

“No podemos perder ni un minuto. No podemos dedicarnos a darnos golpes de efecto y a mirarnos el ombligo porque nos distrae de echar a Ayuso de la Puerta del Sol. Desde Más Madrid vamos a garantizar cooperación y diálogo con el resto de fuerzas, como venimos haciendo desde el inicio de la legislatura. Tenemos que demostrar a los madrileños que nos podemos entender entre diferentes y que anteponemos los intereses de Madrid a las barreras partidistas”, sentenciaba.

Por su lado, Íñigo Errejón intervenía para mostrar su apoyo a Mónica García en un mensaje también en Twitter. “El feminismo nos ha enseñado que no siempre tenemos que ser los protagonistas”, apuntaba.

Al tiempo, un miembro del partido de la candidata sentenciaba: “No hay que confundir la unidad de acción con la unidad de papeletas”.

Los expertos señalan que es mejor que los tres partidos progresistas concurran por separado al tratarse de una circunscripción única. La cuestión es ser capaces de movilizar al votante de izquierda y que éste tenga mensajes claros de cada uno, pero que confluyan. El primer objetivo es impedir que la derecha gane. De pactos se hablará luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.