Marruecos le echa la culpa a Argelia

Marruecos le echa la culpa a Argelia

Ahora resulta que, según Marruecos, la presencia en España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, se debe a una “injerencia” de Argelia. Es lo que ha deslizado Fuad Yazurh, director general de Asuntos Políticos del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí”.

En unas declaraciones, aseguró que “es necesaria una investigación que esperamos sea transparente para arrojar luz sobre este asunto”. “Puede revelar muchas sorpresas, en particular la complicidad y la injerencia de cuatro generales de un país del Magreb”, señaló.

Esgrimió que dicha “información podría parecer sorprendente, incluso impactante, para la opinión pública española, pero no se extrañen. Como saben, los servicios marroquíes se encuentran entre los mejores”.

Además, Yazurh subrayó que Marruecos desveló el 19 de abril que Ghali se encontraba en España. Entonces se puso en duda, pero sólo 24 horas después se confirmó.

A renglón seguido, el diplomático sostuvo que “más allá del daño causado a la relación entre Marruecos y España”, el caso demuestra que España “ha elegido entre, por un lado, ciudadanos españoles víctimas de crímenes atroces y, por otro, un criminal responsable de la muerte de varias decenas de españoles además de violaciones, torturas y desapariciones”.

Al tiempo, instó a las autoridades españolas a dar explicaciones a la opinión pública de España antes de darlas a Marruecos. “Los españoles tienen derecho a saber, especialmente las autoridades y los políticos españoles, que está siendo procesado por ciudadanos españoles, en los tribunales españoles y por delitos cometidos en parte en España”, remarcó.

Marruecos sostiene que Ghali utilizó un pasaporte falso

Según el Gobierno español, Ghali no llegó a España con un pasaporte falso, como sostiene Marruecos. Sí utilizó otra identidad a la hora de ingresas en el hospital de Logroño donde permanece. Además, no medio intervención alguna de las autoridades.

Fuentes de Exteriores reiteran que el traslado del líder del Polisario se debió a “razones humanitarias” por su contagio por el coronavirus. A ello añaden que Ghali entró en España desde Argelia con el pasaporte que utiliza habitualmente en sus viajes. Éste cumple los “requisitos ordinarios”.

Dicho esto, el líder del Polisario tiene abiertas varios frentes judiciales. Por eso, la Audiencia Nacional le ha citado a declarar el 1 de junio. No obstante, no hay medida cautelar que pese sobre él, por lo que podría abandonar España si recibe el alta antes de esa fecha.

Tampoco se acordó “ningún tipo de inmunidad” con él. Por tanto, según señalan las citadas fuentes, si debe enfrentarse a alguna causa tendrá que hacerlo “exactamente igual que otros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.