Marlaska considera anormal que VOX actúe de acusación particular

Marlaska considera anormal que VOX actúe de acusación particular

Mantiene que a veces es necesaria la actuación de las Fuerzas de Seguridad en los casos en que se pueda ver alterado el orden público.
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, ha trasladado que, en ocasiones, son “necesarias, razonables y proporcionales” tanto la intervención como el uso de la fuerza por parte de las Fuerzas de Seguridad. Todo ello sin relacionarlo con la actuación de éstas en el referéndum del 1-O.

Además ha manifestado que es una “anomalía del sistema” que el partido ultraderechista Vox ejerza la acusación popular en el juicio del proceso independentista de Cataluña, defendiendo a su vez, que la prisión preventiva es una figura muy estudiada y que funciona perfectamente.

Respecto a las cargas policiales contra votantes el día del referéndum, ha sostenido en una entrevista a Rac1, que lo que ocurrió fue “la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado ante una situación de orden público que se planteó ese día (1-O)”.

En ese aspecto, ha argumentado que las cargas policiales no tienen por qué considerarse como una actuación indebida, puesto que en ocasiones son “necesarias, razonables y proporcionales”, pero sin referirse al 1-O.

Grande-Marlaska ha defendido que la acusación es una figura que ha de ser “reformulada de una forma clara y en profundidad” que evite que pueda ser instrumentalizada por quien la ejerce y se extralimite en sus funciones.

Ha pedido que se regule el tema “con carácter urgente” y ha mostrado su disposición a llevarlo a cabo en la próxima legislatura, puesto que la acusación popular mal ejercida puede dañar la democracia y el Estado de derecho.

En cambio, ha trasladado que la prisión preventiva es una figura “muy estudiada” y funciona correctamente, y relación al juicio del procés está acordada por el tribunal, una vez valoradas todas las circunstancias.

El ministro de Interior también se ha manifestado acerca del autobús Hazte Oír que días atrás circuló por Barcelona, del cual ha dicho que está “en las líneas rojas de la libertad de expresión”, puesto que en un Estado de Derecho se debe limitar esa libertad solo si conduce a la violencia, y en este caso es confuso.

Respecto a la actividad del barco Open Arms, ha señalado que parada por “una serie de irregularidades administrativas”, y ha solicitado que no se den lecciones al Ejecutivo, puesto que facilitó el salvamento de 60.000 vidas el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.