“María Teresa Fernández de la Vega, los primeros tacones de aguja que rompieron todos los techos de cristal en España”, por Antonio Abarca.

María Teresa Fernández de la Vega.

María Teresa Fernández de la Vega, exvicepresidenta del Gobierno de España y exministra de Presidencia y Portavoz. Actualmente cumple dos años en el cargo de Presidenta del Consejo de Estado.

De la Vega, juez y portavoz del Ejecutivo socialista entre 2004 y 2010, es miembro del Consejo de Estado desde 2010, cuando dejó la vicepresidencia, la portavocía del Gobierno y el Ministerio de la Presidencia. Para entrar en el Consejo tuvo que renunciar a su acta de diputada por Valencia. El rango de un miembro del consejo es el de ministro.

Nacida en Valencia en 1949, De la Vega es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y titulada en Derecho Comunitario por la Universidad de Estrasburgo. En 1974 ingresó en el Cuerpo de Secretarios Jurídicos Laborales y desde 1990 es magistrada por el cuarto turno. Entre otros cargos, ha sido diputada y secretaria de Estado de Justicia. En la actualidad, además de formar parte del Consejo de Estado, es presidenta de la Fundación Mujeres por África.

Gran conocedora del ámbito judicial, desarrolló su carrera profesional en la Administración de justicia -accedió a través del cuerpo de secretarios judiciales y llegó a magistrada de lo Social- antes de dedicarse plenamente a la política judicial.

Fue jefa de gabinete del ministro de Justicia Fernando Ledesma (quien presidió el Consejo de Estado entre 1991 y 1996) en el primer Gobierno de Felipe González, luego desempeñó la dirección general de Servicios del Ministerio de Justicia y más tarde ocupó una Secretaría de Estado en ese departamento, bajo las órdenes de Juan Alberto Belloch. Entre 1990 y 1995 formó parte del Consejo General del Poder Judicial.

Fernández de la Vega, es una reconocida feminista que aspira a conseguir una sociedad igual y no una en la que permanentemente las mujeres “no tengamos que estar diciendo que hay discriminación, que hemos alcanzado todos nuestros derechos…”. En reiteradas entrevistas manifestó que en el Gobierno del que ella formó parte “fue un Gobierno muy feminista, comprometido con favorecer el diálogo, progresar y mejorar la realidad de las mujeres”.

Tras dos años al frente de la Presidencia del Consejo de Estado, el órgano consultivo del Gobierno ha conseguido convocar por primera vez a los medios de comunicación con la excusa de presentar la memoria de la institución del año 2018 y esa cita se ha convertido en la noticia. “Un hito”, en palabras de la propia María Teresa Fernández de la Vega, con el que esta institución pretende dejar atrás la opacidad que la ha rodeado hasta ahora y “abrir las puertas” a los medios y a los ciudadanos, donde manifestaba “queremos que se conozca lo que hacemos”. Para la mayoría, su presidencia, es un aire fresco al órgano consultivo centrado en el “trabajo y la transparencia”.

De la Vega ha puesto “razón y sentimiento” al frente del Consejo de Estado.

Para los adversarios que no la conocen su apariencia delgada y algo frágil, puede llevar a error, pues contrasta con su fuerte personalidad. Infatigable, de firmes convicciones políticas, rigurosa y perfeccionista hasta límites insospechados.

Directa y muy clara, De la Vega es de trato fácil, pero también muy exigente y perfeccionista en el trabajo. Independiente, leal, con una ilimitada capacidad de trabajo y un sincero afán por defender las libertades públicas y los derechos fundamentales del ciudadano.

Para los que la conocemos podemos decir de ella que es una persona de buen corazón, de las que nunca te fallan y que siempre le gustó formar a los jóvenes para ser el futuro para España, un ejemplo para quien la conocimos y la primera mujer que rompió con su tacón todos los techos de cristal en España.

1 thought on ““María Teresa Fernández de la Vega, los primeros tacones de aguja que rompieron todos los techos de cristal en España”, por Antonio Abarca.”

  1. A parte de cobrar, también por ese “concepto”, que más hace como Presidente del Consejo de Estado?. Creo que ese organismo es “un panteón de parásitos políticos con dedicación a nada”, me equivoco?, ojalá. Fue Vicepresidente del Gobierno de Zapatero, eso le permitió vivir de la renta durante un largo, inútil y desgraciado periodo político. Si alguien tiene duda de que ese periodo fue de “todo lo malo”, que sigan los pasos del GENIO POLITICO SOCIALISTA ESPAÑOL llamado Jose Luis R. Zapatero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *