Entrevista. Manuela Bergerot: “Más Madrid está sembrando en cada municipio la alternativa a Ayuso” (I)

Entrevista. Manuela Bergerot: “Más Madrid está sembrando en cada municipio la alternativa a Ayuso” (I)

Hemos tenido ocasión de entrevistarnos con Manuela Bergerot. Ella es portavoz adjunta de Más Madrid en la Asamblea de Madrid y vicepresidenta de la Comisión de Administración Local y Digitalización.

Con ella hemos dialogado acerca de asuntos candentes de la Comunidad de Madrid, de los fondos europeos, del problema de la vivienda y del empleo en la región más rica de España. Una autonomía, pese a lo cual, tiene elevadísimas tasa de desempleo y, sobre todo, desigualdad.

Es la única Comunidad que carece de Ley de Vivienda y tampoco tiene Ley de Igualdad. Con Manuela Bergerot también abordamos el abandono de la Atención Primaria, de las políticas de exclusión y lejanía del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Asimismo, tratamos sobre el futuro de la izquierda en la región, donde Mónica García es la lideresa de la oposición.

 

Manuela Bergerot, eres portavoz adjunta de Más Madrid en la Asamblea de Madrid y vicepresidenta de la Comisión de Administración Local y Digitalización

Sí, ese es mi lugar dentro de la institución, pero si hay un cargo que me define bien dentro de Más Madrid es que soy la responsable de organización, de darle sentido a nuestra organización para consolidarnos y extendernos.

Empiezan a fluir los fondos europeos y nos encontramos con que, por lo que estamos viendo, Isabel Díaz Ayuso sigue utilizando los contratos de emergencia.

Efectivamente. En el contexto en el que estamos, que no se puede eludir porque todavía no hemos salido de él, que es un contexto de pandemia, el PP encontró en la pandemia la perversión perfecta en la contratación de emergencia para aumentar todo el tipo de fechorías y dejar un reguero de pufos, sobrecostes e irregularidades.

Donde le han servido las contrataciones de emergencia es para hacer una sala de prensa en el Zendal, que estamos pidiendo explicaciones de por qué se ha gastado ese dineral ahí.

Parece ser que los contratos de emergencia al PP, en la Comunidad de Madrid, no le sirven para garantizar los derechos de la infancia, por ejemplo, de los 1.400 niños y niñas de la Cañada Real que se enfrentan, nuevamente, a un invierno en una pobreza energética terrible.

La contratación de emergencia, efectivamente, es una excusa del PP para seguir beneficiándose partidistamente, pero no para garantizar derechos fundamentales.

Precisamente, viendo simplemente esos dos ejemplos, en un contexto de pandemia, cómo se ha pervertido lo público por parte del PP, estamos preocupadas desde Más Madrid con el uso de los fondos europeos y, precisamente, por el propio espíritu de los fondos.

Mientras Europa nos está indicando el camino del futuro hacia una transición ecológica, vemos cómo el PP en Madrid nos trae referentes cada vez más anclados al pasado. Es decir, la idea imperial de hace 500 años, por ejemplo. Son referentes y un camino que no solo nos impide avanzar, sino que son una involución.

O sea, cuando escuchas a Almeida reivindicar derechos de las mujeres a lo que había en 1986. Es que no se han dado cuenta de que la sociedad ha avanzado. No es que ellos no nos permitan avanzar, sino que ellos son una involución.

Europa señala una transición ecológica, el PP habla de encajar una Ciudad de la Justicia. Si Europa señala la necesidad de la digitalización de las instituciones, intentan encajar la pirámide Azteca. Europa señala salud y Atención Primaria, [el PP] sobrecostes para el Zendal.

No nos podemos fiar. Ese dinero es trascendental para el futuro de la Comunidad de Madrid. Por eso hemos elaborado un plan de marcaje exhaustivo y permanente en cada comisión de la Asamblea de Madrid para controlar los fondos.

Vamos a vigilar, obviamente, hasta el último céntimo y luego, en función de las respuestas que vayamos obteniendo ya valoraremos nuevas medidas que faciliten el seguimiento, la denuncia y la transparencia.

La Unión Europea ha marcado claramente el camino. No ha especificado cada punto, pero sí ha marcado la senda. ¿Qué se puede hacer? ¿Se puede ir directamente a las instituciones europeas ante este modo de trabajar del PP?

Lo hacemos en cada ocasión que tenemos. Lo dijo mi compañero Pablo Gómez Perpinyà al consejero de Hacienda, al señor Lasquetty, en el Pleno de la Asamblea. Efectivamente tenemos identificado cuál es su modelo, que sigue con sus conceptos neoliberales y quieren incrustar en una ranura de los fondos europeos fantasías megalómanas.

Ahí utilizamos todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición. En cada comisión nos hemos organizado todas las diputadas que formamos parte de cada una para hacer un seguimiento exhaustivo de ello.

Insisto, hemos llevado varias cuestiones a la Fiscalía y, si tenemos que seguir denunciando, lo denunciaremos, porque nos estamos jugando realmente el futuro de la Comunidad de Madrid, de ver cómo salimos de esto.

Sabemos que a nivel parlamentario poco se puede hacer por la mayoría que tiene el PP con el apoyo externo de Vox, pero ¿qué otras medidas podéis proponer, como movilizaciones, aparte de la judicialización?

Nosotras y yo como responsable de organización en Más Madrid trabajamos en ello. Es lo que decimos siempre a la militancia. Tenemos un año y medio de legislatura. Los Presupuestos de la Comunidad Madrid, por ejemplo, están secuestrados por la ultraderecha y, por tanto, todo lo que tenemos que hacer es, no solo ganar la Comunidad de Madrid en 2023, sino llegar a 2023 habiendo construido comunidad.

Eso se hace en la calle, eso se hace siendo parte de todo el tejido social que esté organizado y movilizado en cada uno en nuestros barrios, de nuestros distritos y, ahí, con todas las dificultades que hay ahora de movilización, de forma segura.

La futura Ley de Vivienda. La defendéis, lo apoyáis, pero sabemos que el PP ha dicho que no va a aplicarla. ¿Cómo podéis abordar desde Más Madrid y desde una unión de la izquierda que la Ley de Vivienda se cumpla?

Nosotras, obviamente, celebramos una Ley de Vivienda. Como punto de partida es un inicio básico. Después de tanto tiempo sufriendo una regulación que amparaba más a especuladores que a inquilinos, comencemos a debatir ahora sobre la vivienda como un derecho básico que puede y debe estar protegido por la ley.

Esto creo que con las demás fuerzas de la izquierda de la Comunidad Madrid no hay duda de que tenemos identificado que la vivienda en la Comunidad de Madrid ha sido un medio para especular y no un derecho básico.

Nosotras, en ese sentido, aludimos a lo que vienen defendiendo entidades que están movilizadas, como el Sindicato de Inquilinos e Inquilinas de Madrid, que este paquete de medidas se queda corto.

Primero, no entendemos que el Gobierno se dé un año y medio de plazo para establecer una regulación a la que ya estamos llegando tarde. No entendemos que se consideren grandes tenedores, por ejemplo, sólo a empresas que tienen más de diez propiedades.

Respecto a la Comunidad de Madrid, ya anunció la nada para los inquilinos, porque para los grandes propietarios sí. Si es optativo para las autonomías aplicar la regulación de precios, en aquellas comunidades que decidan no aplicarla, el dinero de los bonos anunciado por el Gobierno irá directamente a inflar el precio de los alquileres.

Esto, en la práctica, no es una ayuda para los inquilinos, sino un regalo a los propietarios. Lo que defendemos es que en zonas tensionadas la regulación de precios sea automática y la bajada de precios inflados debe ser para el conjunto del mercado. Es decir, no sólo para el que tenga más de diez viviendas.

¿Cuál es vuestra propuesta para que bajen los precios de los alquileres?

Es muy sencillo. Madrid es la única comunidad sin Ley de Vivienda con una media de veinte desahucios diarios, con 200.000 viviendas vacías. La medida que hay que hacer es resolver la emergencia habitacional a través de una Ley de Vivienda con dos patas. Equilibrar el mercado del alquiler regulando pisos turísticos y movilizando vivienda vacía. La segunda pata, un parque de vivienda pública asequible, además a través de la rehabilitación de 50.000 viviendas. Eso enlaza con generar empleo de calidad en la Comunidad de Madrid.

El bono joven, bien, pero ¿qué ocurre con los mayores de 50 años que se han quedado sin empleo?

Es verdad que se habla de que la juventud necesita el 110% de su salario para poderse ir a vivir solos, pero hoy en día, efectivamente, se está viendo que en esa franja de mayores de 50 la incidencia de desempleo no para de crecer y con dificultades para reincorporarse al mercado laboral y se une el tema de la vivienda.

¿Qué proponéis?

Las medidas que antes he mencionado en realidad son para todas las franjas de edad. Un parque de vivienda pública asequible no va destinado a una franja concreta de edad sino para toda la población.

¿En qué medida puede el Gobierno del PP puede aceptar medidas de empleo que proponga Más Madrid en la Comunidad?

Enlazo con lo que hablábamos antes, con los fondos europeos. Hay que aprovechar los fondos europeos para transformar todo el modelo productivo en la Comunidad de Madrid, de principio a fin. Tenemos que poner todos los recursos en la creación de nuevos empleos verdes porque te lo está diciendo Europa. Si hay que hacer la transición ecológica, abordemos todo desde ahí.

La transición ecológica te permite lo que nosotros llamamos un ‘círculo verde virtuoso’. Por ejemplo, la rehabilitación de vivienda para hacerlas más ecológicas contra el cambio climático, que son 80.000 empleos en dos años.

También, unas tarifas energéticas más asequibles porque hay pobreza energética en la Comunidad de Madrid. Hay familias que tienen que elegir entre comer o pagar la factura de la luz.

Son para tener mano de obra cualificada. Eso va a ser un horizonte para los jóvenes de la Comunidad de Madrid que ven un futuro incierto. Todo el tema de los fondos europeos puede hacer ese ‘círculo verde virtuoso’.

Tenemos el proyecto Polo Autosur XXI, para transformar radicalmente la industria automovilística. Hay que hacerla sostenible y ése es el único camino viable donde entran aspectos como el reciclaje baterías de litio, baterías de automoción, sustitución de motores térmicos por los eléctricos. Esos son 3.000 nuevos empleos para los próximos cinco años.

Aquí me gustaría añadir que, si hablamos de empleo, sabes que atravesamos todo con una perspectiva de género y el paro femenino es el que más ha sufrido entre 2019 y 2021. Ha subido 10 puntos en algunos sectores, como las mujeres jóvenes y las personas mayores.

En ese sentido, hemos anunciado que queremos aprobar la primera Ley de Igualdad de la Comunidad de Madrid, con la que queremos bajar la brecha salarial a la media europea, puesto que la de Madrid es el doble.

Continuará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.