Manifestantes chilenos cercan el Congreso

Manifestantes chilenos cercan el Congreso

El Congreso de Chile ha estado a punto de ser asaltado por cientos de manifestantes que intentaron acercarse al edificio, pero los Carabineros han utilizado cañones de agua para dispersarlos.

Es un episodio más de los disturbios y revueltas que está viviendo Valparaíso, donde se encuentra la Cámara legislativa, y Santiago, donde se han registrado incidentes aislados.

El viernes pasado, el Congreso tuvo que ser desalojado por altercados parecidos a los vividos ayer. Es uno de los puntos centrales de las protestas contra Sebastián Piñera, presidente chileno.

Diputados opositores están tratando de reunir los votos suficientes para presentar una acusación constitucional contra él. De lograrlo, acabaría en un juicio político y su posible destitución e inhabilitación.

A juicio de los detractores de Piñera, el presidente de Chile ha abusado de su poder cuando declaró el estado de emergencia y sacó a los militares a las calles, recrudeciéndose los enfrentamientos con los civiles.

Todo ello ha traído a la memoria el golpe de Estado de 1973 que acabó con el asesinato de Salvador Allende y la instauración de una larga dictadura presidida por Augusto Pinochet y caracterizada por miles de desaparecidos, torturas y violación de derechos humanos.

De ahí que los manifestantes, si son detenidos, en presencia de las cámaras, gritan sus nombres para que no sean olvidados como sucedió entonces.

En la capital, Santiago, cientos de manifestantes han ocupado el centro de la ciudad, registrándose algunos incidentes. También han marchado cientos de personas en Concepción.

La cuarta subida en pocos meses del precio del billete de metro fue el detonante de las protestas el pasado 17 de octubre y luego evolucionaron a una contestación social por las desigualdades.

Piñera rectificó, e incluso pidió perdón, presentando una “agenda social” y remodelando el Gobierno tratando de sofocar las protestas y responder a las reivindicaciones de los manifestantes.

Por el momento, en estas jornadas de movilizaciones, han muerto 19 personas, hay más de mil heridos y más de 3.000 detenidos. El Instituto Nacional de Derechos Humanos ha denunciado abusos policiales contra los arrestados, con torturas y vejaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.