Manifestaciones contra el confinamiento y las vacunas

Manifestaciones contra el confinamiento y las vacunas

El confinamiento decretado en Austria a partir del lunes y la obligatoriedad de la vacunación en Países Bajos y Croacia provocaron que miles de personas se manifestaran en contra durante este sábado.

Los disturbios más graves se han desarrollado en Róterdam, donde se vivió un inédito estallido de violencia. Parecido ha sucedido en Zagreb, donde miles de manifestantes marcharon en protesta por la obligación de vacunarse.

Y es que la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes en Austria se ha disparado por encima de los 2.000 casos. En Países Bajos y en Croacia se sitúa en 1.500. En cambio, en España, el viernes (no hay informe en fin de semana), superaba ligeramente los 111.

Así, en Viena varias manifestaciones recorrieron el centro histórico de la capital austriaca. También hubo concentraciones en distintos puntos con el objetivo de bloquear el corazón mismo de la ciudad.

La Policía se mantuvo vigilante durante las manifestaciones contra el confinamiento, advirtiendo por megafonía de la obligación de llevar mascarilla.

La extrema derecha protagonizó varios incidentes que se saldaron con al menos cinco detenciones por portar simbología nazi. En Austria es un delito.

De hecho, uno de los principales convocantes era el partido de ultraderecha FPÖ. Herbert Kickl, su líder, en cuarentena tras dar positivo, aseguró que Austria se está convirtiendo “en una dictadura”.

Según las autoridades, han participado en las protestas entre 35.000 y 40.000 personas. En su inmensa mayoría se trataba de negacionistas, a tenor de las pancartas que portaban con lemas como “corona fake”.

Algunos no se oponen al confinamiento, pero sí a la vacuna

También, mensajes negando la existencia de la enfermedad y contra la vacunación. Entre los manifestantes los había que no se oponen al confinamiento, pero sí a la obligación de vacunarse.

Por otro lado, en Zagreb, unas 15.000 personas se manifestaron contra las medidas del Gobierno para frenar la escalada de contagios. De nuevo, políticos de ultraderecha y de la derecha más conservadora han encabezado las marchas.

En estos casos, el principal motivo de protesta es la obligación del certificado Covid, vigente desde el martes, para entrar en edificios públicos.

Sólo el 46% de la población se ha vacunado con pauta completa en Croacia. Por ello, el país centroeuropeo atraviesa una durísima cuarta ola de contagios y con un elevado porcentaje de muertes. Los hospitales están al límite del colapso.

Finalmente, la ciudad portuaria de Róterdam, en Países Bajos, ha sido escenario de fuertes enfrenamientos de manifestantes con las fuerzas de seguridad.

De hecho, han sufrido varios ataques. El propio Ahmed Aboutaleb, alcalde socialdemócrata de la ciudad, ha informado de que los agentes han tenido que defenderse. “Han efectuado varios disparos de aviso que estamos investigando”, apuntó.

Los momentos de mayor tensión se produjeron cuando varios centenares de personas lanzaron contra los policías objetos y fuegos artificiales. Asimismo, petardos de gran calibre.

Además, incendiaron varios coches de Policía, se destrozaron bicicletas, paradas de autobús y señales de tráficos, al tiempo de que saquearon varias tiendas.

Incluso, cercaron a la policía regular, hasta que llegaron las fuerzas antidisturbios. “Hubo gente que se lanzó contra ellos y ese grupo ya no eran manifestantes, sino algo más”, ha declarado el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.