Malos síntomas de la inflación china

Malos síntomas de la inflación china

El elevado encarecimiento del precio de los alimentos está detrás del fuerte incremento de la inflación de China, que alcanzó el 4,5% en este noviembre, siete décimas más que en el mes anterior y el mayor aumento de precios desde enero de 2012.

Los alimentos subieron en el penúltimo mes de este 2019 un 19,1% en tasa interanual, frente al 1% de la inflación no alimentaria. La causa está en especial en la subida del precio de la carne de cerdo que escaló hasta un 110,2%, según la Oficina Nacional de Estadística china.

En tasa interanual, la carne de vacuno subió un 74,5% en noviembre, a la vez que los huevos vieron que su precio escalaba un 10,1% anual más. E cambio, las verduras subían un 3,9%.

En las ciudades, la tasa de inflación interanual se situó en el 4,2%, mientras que en lo hizo en el 5,5% en las áreas rurales. La media de la tasa de inflación china de enero a noviembre se situó en el 2,8%.

Julian Evans-Pritchard, analista de Capital Economics, señala que “el aumento de los precios del cerdo impulsó la inflación a su nivel más alto en casi ocho años, aunque el repunte del precio de los alimentos se revertirá pronto”.

La razón de este encarecimiento está en que la cabaña porcina se vio mermada por la gripe porcina, pero, apunta el analista, empieza a recuperarse. Asimismo, indica que esta carestía se moderó en noviembre respecto al precio alcanzado en octubre.

“El panorama general es que las presiones de los precios del lado de la demanda siguen siendo mediocres”, subraya, agregando que la inflación no alimentaria se mantiene en torno a su mínimo desde hace tres años y la inflación subyacente sigue su tendencia bajista.

Para Tian Yun, subdirector de la Asociación de Operaciones Económicas de Pekín, “los elevados precios del cerdo deberían haber alcanzado su límite”, coincidiendo con lo señalado por Evans-Pritchard, con lo que el repunte del IPC se ralentizará durante el primer trimestre de 2020, según el diario oficialista chino Global Times.

En ese mismo sentido se ha manifestado Li Chunding, profesor de la Universidad Agrícola de China, quien ha señalado a la guerra comercial Estados Unidos-China como la causante de los incrementos de precios, pero no hay señales de un “sobrecalentamiento” de la economía china.

El profesor cree que el IPC se moderará cuando se vaya rebajando la tensión comercial entre ambos gigantes y se corrijan los precios del cerdo.

Por último, según la Oficina Nacional de Estadística de China, el índice de precios industriales chinos registró una caída interanual del 1,4%, cuando en octubre fue del 1,6%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.