Madrid: el Gobierno decreta el estado de alarma en la región ante la rebeldía del Ejecutivo regional

Madrid: el Gobierno decreta el estado de alarma en la región ante la rebeldía del Ejecutivo regional

Apenas duró media hora el Consejo de Ministros extraordinario de ayer que decretó el estado de alarma en la Comunidad de Madrid. Entró en vigor inmediatamente, en cuanto fue publicado en el BOE.

Nada tiene que ver este estado de alarma con el decretado en marzo. Se aplican las mismas medidas de restricción de movilidad que tumbó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), además del resto de medidas restrictivas de aforo, horarios o reuniones.

Esto es, cierre perimetral de toda la capital y de ocho municipios más. Por tanto, sólo varía el instrumento utilizado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Se trata de una situación excepcional en un escenario anómalo, con un Consejo de Ministros presidido por Carmen Calvo, la vicepresidente primera. Sánchez se encontraba en Barcelona acompañando al rey Felipe VI en una visita oficial.

Detrás de la decisión, la absurdamente obstinada postura de Isabel Díaz Ayuso, la jefa del Gobierno regional, y su negativa a cerrar completamente Madrid. Su mordaz consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sigue defendiendo la mejora de los datos de contagios y que las medidas de restricción de áreas básicas de salud son más efectivas.

El Gobierno de Madrid podría haber ampliado las restricciones con la orden ministerial

En definitiva, los argumentos de siempre, que igualmente podrían haber aplicado si su pereza no le hubiera impedido leer la orden ministerial del pasado viernes. Se trataba de una orden de mínimos, dejando a la competencia de las Comunidades Autónomas la libertad de aplicar medidas más restrictivas o adicionales, como hemos explicado en Diario Progresista. Pero, claro, para eso hay que ser competente.

Ahora, Madrid se cierra con el prioritario objetivo de evitar la ‘fuga’ de madrileños con motivo del puente del 12 de octubre, o las llegadas a la región. Un peligro exponencial de contagios que el Ejecutivo central no estaba dispuesto a asumir.

Mismas restricciones que en la orden ministerial

Así las cosas, tras la publicación en el BOE de la disposición, las medidas restrictivas de movilidad entraron en vigor a media tarde. De acuerdo con el artículo 2, referente al ámbito territorial, nueve municipios de la Comunidad madrileña quedan cerrados perimetralmente. Son: Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Las demás restricciones que no decayeron con la resolución del TSJM siguen vigentes, al igual que las aplicadas al amparo de la orden ministerial y su adaptación hecha por las distintas autonomías.

De igual modo que decía aquella, se prohíbe entrar o salir de las localidades afectadas por el estado de alarma con las excepciones ya conocidas.

Insistir en que la diferencia sólo está en el instrumento empleado ahora por el Gobierno, que, además, se convierte en la autoridad competente. Es más. Como ya decía la orden del Ministerio y ahora se establece en el artículo 6 del decreto, “cada Administración conservará las competencias que le otorga la legislación vigente, así como la gestión de sus servicios y de su personal, para adoptar las medidas que estime necesarias, sin perjuicio de lo establecido en este real decreto”.

1 thought on “Madrid: el Gobierno decreta el estado de alarma en la región ante la rebeldía del Ejecutivo regional”

  1. En momentos difíciles hay que tomar grandes decisiones, con el objeto de evitar males mayores. O se está a la altura, o seda un paso para tras y se deja trabajar con determinación. No es un capricho, es una pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.