Macron respaldado por los Veintisiete

Hay que evitar que la próxima crisis destruya 60 años de integración y por ello los Veintisiete se unieron a las propuestas de Emmanuel Macron. Hay una clara coincidencia a favor de reformar la Unión Europea y Francia se hace fuerte para tirar del carro. 2018 será un año decisivo, según el líder francés, pero Merkel advirtió de los detalles deben antes discutirse. El holandés Rutte, por su lado, prefiere ir despacio, y los países del Este no se fían de las distintas velocidades en la idea francesa de la reforma. Ahora, lo primero es que Francia y Alemania se pongan de acuerdo en cuándo y cómo comenzar.

Una de las principales novedades del marco económico de la reforma es la imposición de un mecanismo anticrisis que pueda hacerse cargo de la situación en los mercados cuando la especulación eleve los intereses de deuda pública de un país de la eurozona. Por su parte, afianzar y apuntalar el euro es otro de los grandes debates. En lo demás, Brexit incluido, el consenso parece más fácil. Sin embargo, en Tallin quedó patente el eje Franco-Alemán, que bien se encargaron Macron y Merkel de que quedara evidente, quedando, en todo caso, patente las fracturas Norte-Sur y Este-Oeste. De momento, Merkel ha dado el visto bueno a la agenda de Macron. Puede que sea el principio del nuevo euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *