Lula, presidente de Brasil

Lula, presidente de Brasil

Pese a que Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, comenzó el escrutinio con una clara ventaja, Luiz Inácio Lula da Silva ha terminado por imponerse.

Al cierre de estas líneas, con el 99,63% de los votos escrutados de las elecciones presidenciales brasileñas, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) ha obtenido el respaldo del 50,88% de los electores.

Bolsonaro, por su lado, habría cosechado el 49,12% de los sufragios, convirtiéndose en el primer presidente que no logra la reelección.

Así, además, lo confirmaba la empresa demoscópica Datafolha, que, a esas alturas, aseguraba que Lula había ganado. Asimismo, señalaba que el presidente saliente no tenía ya opciones de remontar, como así a sido.

El método que utiliza esta compañía es comparar el recuento oficial con los resultados previos en las distintas regiones y la participación por estados.

De hecho, ya se consideraba al candidato de izquierda como vencedor con el 98,91% del voto escrutado a las 20:00 horas (local).

Poco después, pasadas las 00:00, el Tribunal Superior Electoral le otorgaba el triunfo.

De este modo, el resultado cierra una tensa campaña polarizada en un país en que hace sólo unos días un colaborador de Lula fue asesinado.

El presidente entrante asumirá su cargo con 77 años, siendo su tercer mandato, después de otros dos entre 2003 y 2010.

En las primeras votaciones para elegir presidente, el candidato del PT también se impuso, con el 48,4% de los votos, frente al 43,2% de Bolsonaro.

Fue una jornada en la que ninguna encuesta fue capaz de pronosticar el resultado del ahora presidente saliente. Le concedían apenas un 37% de los sufragios.

Por tanto, Bolsonaro ha conseguido ahora concitar votos de otras formaciones que el pasado 2 de octubre no se inclinaron por él.

Lula, en cambio, ha repetido un resultado semejante al de entonces, con apenas una diferencia de un 2,2% respecto al anterior.

Sin embargo, el candidato ultraderechista ha sacado una diferencia del 6,1% comparando con lo conseguido en las primeras votaciones.

Algo que debería hacer pensar a sociólogos y políticos, pero que, en cualquier caso, es una clara muestra de la polarización de la sociedad brasileña.

Sea como fuere, el vuelco también viene a demostrar que las políticas de Bolsonaro no han contado con el respaldo necesario.

En cambio, las que propone Lula, sí. No obstante, no lo tendrá fácil ya que también se celebraban elecciones estatales, cuyo resultado no ha sido el mismo.

Brasil más allá de Lula y Bolsonaro

1 thought on “Lula, presidente de Brasil”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *