Los taxistas cortan la M-40 y bloquean IFEMA

Los taxistas cortan la M-40 y bloquean IFEMA

Continua la huelga en defensa de una regulación de las VTC.
En una nueva jornada de movilizaciones, en torno a mil taxistas cortaron ayer la M-40 en ambos sentidos a la altura de los accesos de IFEMA. La Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional se ha visto obligada a cargar contra los manifestantes que les lanzaban los conos de tráfico que se habían colocado para regular el tráfico con motivo de la inauguración de Fitur.

Faltaban algo menos de 15 minutos para las 12:00 cuando un multitudinario grupo se dirigió hacia la circunvalación M-40 en Madrid, como hicieron esa misma mañana y anteayer en dos ocasiones. Todo ello en el marco de las movilizaciones de los taxistas exigiendo el cumplimiento de la ley sobre VTC y una regulación específica por parte de la Comunidad de Madrid, que, hasta el momento, no ha respondido a sus reivindicaciones.

Previamente, hicieron una sentada coreando gritos “taxistas, no somos terroristas”. Ha sido, entonces, cuando la policía se ha acercado a los congregados para pedirles que depusieran su actitud y se fueran de la zona. Los agentes, una decena, trataron de alejar a los taxistas con las porras y pequeñas cargas ante la reacción de los manifestantes que comenzaron a increpar a los policías, que estaban rodeados por los allí congregados. Hubo varios empujones y uno de los manifestantes fue reducido para su posterior identificación.

Taxistas que estaban contemplando la escena comenzaron a gritar a los agentes y animaban al resto de los allí presentes a bajar a la carretera a “defender” a los compañeros. Una vez que llegaron más unidades de antidisturbios la situación quedó controlada alrededor de las 12:10 horas.

A pesar de ello, empezaron a producirse grandes retenciones y la Guardia Civil de Tráfico tuvo que habilitar uno de los carriles para que pudieran salir los vehículos de la circunvalación. A las 12:30 el numeroso grupo se dispersó, no sin antes lanzar piedras a los agentes de la Policía Nacional, sin impactar en ellos.

Se dirigieron, entonces, a las instalaciones de IFEMA donde permanecieron. Entre los taxistas afirman que hay una mujer con un golpe en la cabeza que sufrió durante las cargas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.