Los sondeos del PP dan a los conservadores una victoria electoral

Los sondeos del PP dan a los conservadores una victoria electoral

 

En el PP se empieza a vislumbrar la posibilidad de una victoria en las elecciones del 10N toda vez que las encuestas internas sitúan a los populares en los cien escaños, según ha desvelado La Razón. Así las cosas, se empieza a diseñar una campaña para ser alternativa en solitario.

Se descarta que el bloque de centro-derecha, que sí funciona en algunas comunidades autónomas, lo haga a nivel nacional. Por eso, Pablo Casado empieza introducir cambios en su discurso y se reorienta hacia una campaña con un tono más presidencialista, con voces que refuercen sus mensajes.

Para ello, debe desprenderse de la imagen que proyecta de que está apadrinado –José María Aznar-, ni permitir que haya injerencias de personalidades de su propio partido. De ahí que tanto Mariano Rajoy como Aznar tengan una presencia mínima y poco significativa en los actos de campaña.

El primero puede que aparezca en Galicia junto a Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta gallega, y el segundo, es posible que lo haga porque algún alcalde se lo pida. Pero hasta ahí, una presencia casi testimonial que no interfiera en los planes del líder popular.

En otros campos de la estrategia, pesa que las crisis institucionales benefician al que está en el poder. Cataluña y el Brexit, como sucedió en las anteriores elecciones, también. Y juega, además, en contra de Casado que se le vincule con la inexperiencia, de él y de su equipo.

De ahí que la solución la vayan a poner personajes conocidos desde hace años y que han ocupado puestos de relevancia en el panorama político. Son los casos de Ana Pastor, Elvira Rodríguez o Isabel García Tejerina, que cobrarán protagonismo en la campaña. “Ya no se puede decir que aquí no hay experiencia de gestión”, argumentan.

La situación económica no juega a favor de Pedro Sánchez, candidato socialista, pero en el PP son cautelosos a la hora de utilizar este asunto en campaña por la cuestión catalana, que puede ser más decisiva. “la tormenta catalana puede llevársela por delante”, la “carta” de la desaceleración, meditan.

Además, el PSOE juega con la baza, según Génova, de la movilización de su electorado el viernes justo anterior de los comicios aprobando en el Consejo de Ministros “pensiones, peonadas y funcionarios para tapar el mal dato de la próxima EPA”.

Todo está en el aire a la hora de diseñar una estrategia clara. Cataluña es un polvorín que mañana puede saltar por los aires si finalmente se conoce la sentencia del Tribunal Supremo sobre los presos independentistas del procés.

El Brexit planea sobre los efectos económicos que pueden precipitar una mayor desaceleración. Son los dos grandes asuntos que pueden dar un vuelco al escenario político y a todas las estimaciones de los sondeos preelectorales.

Por el momento, la idea de un gran acuerdo es descartada por los dos grandes. Otra cosa es lo que pueda pasar luego. En lo que sí parecen trabajar PP y PSOE es en la recuperación del bipartidismo, una idea que refuerza que son ambas formaciones quienes deben dar las soluciones después de las elecciones.

Los resultados de las terceras o cuartas posiciones –Ciudadanos o Unidas Podemos- pueden ser decisivos y no aporten otra alternativa más que un gran pacto de Estado que pasaría también por un acuerdo presupuestario. Por ello que ahora no se contemple, pero ni se descarta, ni se mete en el cajón del olvido.

2 thoughts on “Los sondeos del PP dan a los conservadores una victoria electoral”

  1. «De ilusión también se vive» y si las ilusiones de este déspota y presumido individuo se materializasen, sería la ruina de España, porque volverían las mentiras y los actos delictivos llevados a cabo por previas administraciones «pepistas» de las que han ido dando cuenta los tribunales.

  2. Este «señorito presumido Casado» no tiene talla de político ni de estadista. No se puede dejar los designios de España en manos suyas porque no está curtido en la política . ¡ Pobre de España en manos del presumido Casado, del presumido «Riverita» y de Abascal ! Aunque los dos primeros citados declaran que son de centro derecha, con Abascal se convertirían en los tres jinetes de la apocalipsis: un desastre para España.
    Casado nunca igualará a anteriores Presidentes que España ha tenido de la Izquierda o de la Derecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.