Los relatos de Aina. “Pluma negra”, por Aina Rotger.

Aina Rotger Carlón.

La madre de Rosa yace boca abajo en el suelo de la cocina. La cabeza un poco ladeada mostrando una herida en la sien derecha. Los ojos entreabiertos, sin vida; en la boca, una mueca de sorpresa. La sangre, ya seca, enrojece el suelo de las baldosas blancas. Una pluma negra en el suelo. Cuando Rosa entra con la compra que le hace a su madre cada semana, un grito de espanto llena la casa, los vecinos se asustan y llaman a la puerta. La primera es Dori, la vecina de enfrente con el delantal arrugado. Se apoyan la una en la otra y la lluvia de lágrimas empapa sus blusas. No sabrán qué sorprendió a Amelia, la policía indaga en vano y esa imagen quedará en sus retinas con la duda cosida a sus emociones. El duelo estará plagado de preguntas hasta que retomen sus vidas con la imagen de Amelia en el suelo persiguiéndolas en noches de insomnio. El aire que entraba por la ventana abierta del quinto en el que vivía Amelia se llevó la respuesta. Hasta que otra noche Rosa encuentre una pluma negra en el suelo de su cocina y, al ver al agresor, comprenda lo que le espera.

1 thought on “Los relatos de Aina. “Pluma negra”, por Aina Rotger.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.