Los relatos de Aina. “La Luna”, por Aina Rotger.

Aina Rotger Carlón.

La Luna, gris, árida, seca e inhabitable, a pesar de todo, ilumina con su luz plena clara la primera noche del año, bañando tristezas y soledades, cánticos y felicitaciones, besos y bailes. Lejana e impasible, redonda y austera nos llena de claridad la noche y hace que vuelen los sueños de plenitud.

Su reflejo henchido en la oscuridad del mar, nos recuerda que incluso los peores momentos tienen su luz poderosa. Si uno se atreve a mirar su perfil verá la redondez perfecta de un astro, reflejo inanimado del Sol. Testigo mudo en lo alto, soledad luminosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.