Los relatos de Aina. “Flores marchitas”, por Aina Rotger.

Aina Rotger Carlón.

Ella espera la respuesta, y como una tubería vieja y atascada no llega la resolución. Y ella espera y espera y en ese trance pasa el tiempo y se suceden los días y los años y ella aún no ha olvidado, y la duda es un fregadero atascado que no la deja avanzar ni avistar otras realidades y con ese nerviosismo del primer día se queda colgada de aquel momento en que él le dijo que la llamaría con el sí o el no, Pero nunca sonó el teléfono, y ella no lo superó, y ha envejecido con la ansiedad incrustada y ha sido incapaz de cesar y pasar a otra cosa , y espera cada día dejando de hacer otras cosas, ha quedado prendida en el momento y no atiende a razones, y envejece esperando sin mirar a su alrededor a pesar de las advertencias. Los objetos en el mismo lugar, la ropa pasada de moda y el teléfono en el lugar privilegiado de su incógnita que ya nunca se resolverá. Las flores marchitas en el jarrón y la vida suspendida en ese instante de duda atrofiada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *