Los relatos de Aina. “Aguas”, por Aina Rotger.

Aina Rotger Carlón.

Nadar, salir de las aguas, pasear por la arena, contemplar la bahía, mudar de piel, sentirse húmeda y cálida. Fundirse en azul y mimetizarse con la calma, hasta ser un pedazo más de ese mar que viene y va agitado por la gravedad de la luna y los vientos.

Y entonces te paras y no puedes moverte, los pies firmes, la columna rígida. Entiendes que el paraíso es tu sitio, esa inmovilidad es el anuncio de un deseo. Te conviertes en estatua que mira al mar, en testigo y anuncio, abocada al azul, parte del azul, mirada de azul, cuerpo de azul.

Se posa un ave en tu cabeza y vuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.