Los propios bomberos provocan una parte de los incendios en la Amazonía de Brasil

Los propios bomberos provocan una parte de los incendios en la Amazonía de Brasil

Cuatro bomberos voluntarios ha sido arrestados por la Policía de Brasil tras ser acusados de, intencionadamente, provocar incendios en la selva del Amazonas. Por su parte, los líderes sociales consideran que el Gobierno está acosando a los grupos ecologistas.
Los bomberos detenidos estaban trabajando en Alter do Chao, región del norte del estado amazónico de Pará, lugar en que se produjeron numerosos incendios a principios de año. Según la Policía, los incendios se provocaron con el fin de obtener beneficio de las donaciones que se destinaban a bomberos voluntarios.
Así, la Policía de Pará ha trasladado, a través de un comunicado, que la detención de los voluntarios de la Brigada de Bomberos de Alter do Chao, se realiza a modo de prevención dentro de la investigación de la causa de estos incendios.
Se ha señalado también, por parte de las autoridades, que los bomberos tenían acceso a «información privilegiada e imágenes de los incendios que eran sospechosas». «Ellos grabaron, publicaron y después fueron llamados por el Gobierno para ayudar a controlar los mismos fuegos por los que están acusados», ha indicado en su comunicado el oficial Jose Humberto Melo Jr.
«Ellos siempre aseguraron estar sorprendidos una vez que llegaban a la escena, pero no existe otra posibilidad lógica», ha añadido.
La Policía mantiene que las imágenes se utilizaron con el fin de defraudar donaciones, incluso la de un donante que había depositado 300.000 reales (71.489,85 dólares) para el grupo. Del mismo modo, por parte de las fuerzas de seguridad se registró la ONG Proyecto de Salud y Felicidad por su gran vinculación con la prevención de los incendios.
«Yo conozco personalmente a los bomberos. Ellos siempre han sido dignos de confianza y de buen carácter», ha dicho Caetano Scannavino, coordinador de Proyecto de Salud y Felicidad, añadiendo, “esto es una broma».
Scannavino ha contado que no existía orden judicial cuando la Policía realizó el registro de la ONG.
Por su parte, el senador Airton Faleiro ha considerado las detenciones como “un acto de agresión”, en una rueda de prensa del comité ambiental. Faleiro ha asegurado que el Ejecutivo intenta hacer culpables a las organizaciones no gubernamentales en vez de a quienes invaden las tierras, que, según los ecologistas, son quienes encienden los fuegos para limpiar las tierras vírgenes de forma ilegal.
Durante el mes de agosto se produjo un aumento en el número de incendios en el Amazonas, hecho que ha traído consigo un sinfín de protestas globales de defensores del medio ambiente, los cuales afirman que no se está haciendo lo suficiente por parte del Gobierno para proteger la selva amazónica. Desde el primer momento, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, consideró que los culpables de los incendios eran las ONG.
Por su parte, Greenpeace se ha sumado a las condenas por las detenciones, calificándolas como «intento de criminalizar los movimientos sociales y las ONG que trabajan para preservar el Amazonas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.