Los ochenta y dos millones de turistas certifican que España es primera potencia del sector junto a Francia

Francisco Villanueva Navas.

Por Francisco Villanueva Navas · @FranciscoVill87.
Economista y periodista financiero.
Los datos son imbatibles e irrefutables los ciudadanos del mundo cuando quieren viajar a otro país que ofrezca calidad en los hoteles, precios imbatibles en servicios, gastronomía al más alto nivel, clima variado como no se encuentra en el mundo, monumentos e historia de un país milenario, un idioma que es referente universal, diversión asegurada en un país latino y mediterráneo, infraestructuras nuevas, un nivel hospitalario que permite viajar con niños y mayores, y barato; eligen España.
Siempre fueron los Estados Unidos la potencia turística que vencía a España en número de visitantes, su enorme extensión de 10 millones de kilómetros cuadrados no ha podido con el medio millón de kilómetros de la vieja España. El turismo en logró batir en 2017 su récord de visitantes internacionales con la llegada de 82 millones de turistas, lo que supone un aumento del 8,9% respecto a 2016, con un gasto total realizado de 87.000 millones de euros, cifra también récord con un alza anual del 12,4%, según las estimaciones de cierre del ejercicio pasado avanzadas por el presidente del Gobierno.
Con estos datos, España superaría por primera vez a Estados Unidos, a la espera del cierre oficial de 2017, colocándose como primera potencia turística mundial, igualada a Francia, otro paraíso turístico. Hasta noviembre, el número de llegadas de visitantes a nuestro país ya superó el de todo 2016.
En 2017, Francia con 82,6 millones de turistas fue el primer destino receptor para un país de 67,2 habitantes, seguido de EEUU, con 75,6 millones de visitantes (323 millones de habitantes). España, con 46,5 habitantes, recibió 82 millones… ¡de récord! De enero a diciembre del pasado año, el gasto medio por turistas experimentó un un crecimiento del 3,1% y alcanzó los 1.061 euros de por persona, Asimismo, el gasto medio diario alcanzó los 137 euros con una mejora del 4,4% respecto a 2016.
Se cumplen pues los pronósticos, que ya apuntaban desde la Organización Mundial del Turismo (OMT). Su nuevo secretario general, el georginano Zurab Pololikashvili, destacaba hoy mismo el crecimiento registrado por España en materia turística en los últimos dos años, a un ritmo del 25% aproximadamente», que se espera continúe en los próximos años, al margen del descenso de la actividad turística en Cataluña apuntada por los datos pormenorizados.
Por mercados, destaca la fortaleza de Reino Unido pese al Brexit desde donde llegaron el pasado año casi 18 millones de turistas a España, con un alza del 7% respecto a los primeros once meses de 2016, según los datos correspondientes publicados hasta la fecha (enero-noviembre).
Los turistas británicos protagonizaron el mayor gasto acumulado con 16.604 millones de euros y un 20,2% del total entre los mercados emisores en los nueve primeros meses de 2017 frente al mismo periodo de 2016, por delante de alemanes (11.693 millones, un +14,2%) y Francia con 6.690 millones de euros, +8,1%. A continuación se sitúa Alemania, con 11,4 millones de turistas y un crecimiento del 6,1%, y Francia, con 10,7 millones de turistas y un aumento del 0,4% en los mismos meses de 2016.
Por destinos nacionales, Cataluña fue la principal comunidad autónoma con más de 18,2 millones de turistas hasta noviembre (+6,1%) respecto al periodo de enero a noviembre de 2016. Le siguió Baleares con 13,7 millones de visitantes y un alza del 6,2% y Canarias con casi 13 millones y un incremento del 7,9%, los datos de Andalucía son espectaculares con casi 13 millones de visitantes. Las CC.AA. de destino principal como mayor gasto acumulado hasta noviembre son Cataluña (22,2% del total), Canarias (18,5%), Baleares (17,6%) y Andalucía (17%).
Batir a EEUU en turismo está relacionado directamente con los precios de aquel país; prohibitivos para muchos europeos e imposibles para el resto de americanos unido al deterioro de las infraestructuras y los apocalípticos fenómenos climatológicos que azotan las zonas caribeñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.