Los militares toman el poder en Sudán

Los militares toman el poder en Sudán

Se ha suspendido la Constitución y declarado el estado de emergencia.
Awad Mohamed Ahmed Ibn Auf, ministro de Defensa sudanés, ha sido nombrado jefe del Consejo Militar de Transición que durante dos años dirigirá el destino de Sudán. Su número dos al frente del organismo es Kamal Abdul Muro al Mahi y ambos han asumido, así, el control en un acto en Jartum, la capital, horas después del golpe de Estado contra Omar Hassan al Bashir, ya expresidente del país. Se consuma de este modo la asonada incruenta contra el régimen de Al Bashir, que llevaba en el poder desde 1989.

Las reacciones se han ido sucediendo, como la de la Unión Africana, que ha dicho que “no es la respuesta apropiada a los desafíos” y ha pedido que las partes implicadas “ejerzan la calma y la máxima contención y respeten los derechos de los ciudadanos, nacionales extranjeros y la propiedad privada, en interés del país y su pueblo”. En parecidos términos se ha manifestado António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, que ha hecho un llamamiento a la “calma” y a la “máxima contención”, expresando el deseo de que “las aspiraciones democráticas del pueblo sudanés sean satisfechas a través de un proceso de transición apropiado e inclusivo”.

Por su lado, Robert Palladino, por favor del Departamento de Estado de Estados Unidos, ha destacado que “el pueblo sudanés debe determinar quién les lidera en el futuro. El pueblo sudanés ha sido claro en reclamar una transición liderada por civiles. Debe permitírsele en un periodo menor a dos años”. Pidió que las autoridades de transición “ejerzan la contención y permitan espacio para la participación civil en el gobierno” y ha mostrado su apoyo firme a un Sudán “pacífico y democrático”.

En ese mismo sentido ha hablado Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, que ha reivindicado una “rápida entrega” del poder a un “gobierno civil de transición” en el país. “Solo un proceso político creíble e inclusivo puede satisfacer las aspiraciones de la población sudanesa y derivar en las reformas políticas y económicas que necesita el país”, señaló. Hizo hincapié en que “eso solo puede lograrse con la rápida entrega -del poder- a un gobierno civil de transición”. “En este proceso -añadió- todos deben ejercer la calma y la máxima contención”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.