Los hospitales venezolanos sin electricidad

Los hospitales venezolanos sin electricidad

Algunas instalaciones no funcionan y otras sufren fallos técnicos.
El apagón del pasado 7 de marzo ha provocado que los hospitales dependan de plantas eléctricas propias que operan sólo a medias. Una de las víctimas de ello es la hija de María Rodríguez, ocho años, la cual está siendo atendida por hidrocefalia en un hospital de Caracas.

“Mi hija necesita un tratamiento de drenaje que dura seis horas y se lo dan por momentos, cuando el piso llega a tener algo de luz. La prioridad nos dice el personal es la terapia intensiva”, ha manifestado Rodríguez.

La madre de la niña de ocho años también ha dicho que falta agua y que, a lo largo de tres días, los enfermos solo han comido arroz y cereales.

Ya existía crisis en los hospitales de Venezuela debido a la falta de insumos y por fallos en los equipos. Estos últimos días, el daño ha sido aún mayor como consecuencia del apagón.

Por todas esas carencias, los hospitales ahora tienen que depender de plantas eléctricas propias para que puedan funcionar áreas tan importantes como terapia y emergencias. A su vez, algunos médicos han trasladado que algunas de las instalaciones no funcionan, otras sufren fallos y otras no tienen el combustible necesario para su correcta puesta en marcha.

“El plan de contingencia ha funcionado, si ha surgido alguna falla ha sido corregida y los pacientes que lo han requerido han sido trasladados”, ha trasladado Carlos Alvarado, ministro de Salud, en la televisión estatal, garantizando a la vez el agua y el combustible.

De todos modos, la ONG ‘Médicos por la Salud’, ya ha denunciado la situación puesto que consideran que el fallecimiento de 17 personas en hospitales públicos es consecuencia de los problemas de suministro de energía.

“Lo primero que debemos entender es que esta crisis sucede cuando los hospitales venían con una capacidad operativa disminuida. No es lo mismo una crisis con hospitales que funcionan correctamente”, ha dicho Julio Castro, médico de ‘Médicos por la Salud’ en rueda de prensa junto a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional.

Miembros de la ONG han intentado visitar hospitales de Caracas donde los pacientes son mayoritariamente niños para poder hacer un análisis de la situación en su conjunto y han visto cómo la Policía les impedía el paso.

Desde dentro del hospital, las madres gritaban que carecían de comida y pedían a la policía la entrada de los médicos de la ONG, pero no lo lograron, según ha trasladado la agencia de noticias Reuters.

Natalia Martinho, directora del hospital, horas después de lo sucedido, dijo en la televisión estatal que “los niños están estables y ha sido un logro la forma de respuesta a esta contingencia (…) hemos dado alimentación a los niños y las madres”.

Sin embargo, las familias que se encontraban fuera de los hospitales no podían esconder su angustia. “Esto es una pesadilla”, confirmaba María Torres, de 46 años, con un hermano hospitalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.