“Los hijos no deseados del PSC-PSOE”, por Xavier Marín.

Xavier Marín.

Xavier Marín es miembro del Comité Nacional del PSC-PSOE y vicepresidente de Sociedad Civil Catalana.
EL PRIMER HIJO: En 2005, fruto de la política de compadreo con el independentismo catalán, al PSC le nació un hijo no deseado por su costado derecho; CIUDADANOS.

El Govern del tripartito (PSC+IC+ERC) pretendió ignorarles y les despreció abiertamente.

Con tan solo 1 año de vida se presentaron a las elecciones autonómicas de 2006 y obtuvieron 90.000 votos y 3 diputados en el Parlament. El PSC, con 800.000 votos, les ninguneó; les miró y les trató con desprecio, a pesar de que buena parte de sus cuadros medios procedían de las propias filas del PSC. Eran socialistas disconformes con las derivas nacionalistas, que veían que cuanto más se les cedía terreno a ERC en el Govern; más crecía el independentismo y más decrecía la cohesión social.

En 2003, cuando se inició el primer tripartito, con Pascual Maragall al frente, las encuestas declaraban una adscripción identitaria al independentismo del 13 %. Acabado el 2º tripartito, presidido por José Montilla (2006-2010) la adscripción identitaria al independentismo había crecido hasta el 43% (CEO) y los socialistas perdimos el Govern de la Generalitat.

En 2017, después del intento secesionista de Septiembre y Octubre, las elecciones autonómicas de Diciembre, dieron como vencedor a CIUDADANOS, con solo 11 años de vida, habían conseguido 1.100.000 votos y 36 diputados.

EL SEGUNDO HIJO: En 2008 el Gobierno Zapatero empezó a caer en picado fruto de su incapacidad política para  hacer frente a la crisis económica mundial.

2 años después, en 2010, finalizaba el gobierno socialista, con buena parte de su militancia avergonzada por las medidas económicas que se tomaron. Recorte de pensiones; leyes laborales draconianas; aumento desmesurado del paro, todo ello aderezado con la reforma del artículo 135 de la Constitución, acordado a espaldas de los españoles por Zapatero y Rajoy, con agostismo, nocturnidad y alevosía.

Tal incompetencia tuvo su compensación. Los jóvenes despertaron de largos años de acomodo y letargo político; de “pasar de la política”. Se comenzaron a llenar las plazas de las principales capitales de provincia con asambleas de jóvenes ávidos de discutir, de participar, de encontrar respuestas al declive de la izquierda en España y a su propio destino.

Primero fueron los de la Plaza del Sol. Más tarde los de Plaza Cataluña, y después de 3 años de gestación, en 2013 acabó naciendo una nueva criatura política que se reclamaba heredera de la política social y económica que el gobierno socialista había dejado de hacer. Así al PSOE, por su costado izquierdo, le nació otro hijo político no deseado: PODEMOS, que con 1 solo año de vida se presentó a las elecciones europeas de 2014 obteniendo 1.200.000 votos y 5 europarlamentarios.

Con 2 añitos se presentaron a las generales de 2015, acumulando 5.100.000 votos y 69 diputados, justo los mismos que había perdido el PSOE respecto a 2008 cuando obtuvo 11.100.000 votos y 169 diputados.

EL TERCER HIJO. ¿Le nacerá un tercer hijo al PSC-PSOE¿

Yo creo que sí, en breve. Así se lo expliqué a Miquel Iceta, a Eva Granados y a todos los delegados que quisieron escucharme en el XIV Congrès del PSC, hace solo 15 días.

El nefasto estilo de liderazgo de Rivera, con su almirantazgo no discutible y continuos golpes de timón a la derecha, ha sobrepasado al PP por babor y han llevado su nave a la deriva. Está encallado entre las rocas y su recuperación es altamente improbable.

El millón de votos autonómicos de CIUDADANOS en Cataluña en 2017 andan huérfanos; sin hoja de ruta dibujada y sin destino fijo.

En el conjunto de España suman a 1.600.000 votos y 10 diputados.

El reciente Congreso del PSC ha cerrado las puertas a esos votantes de CIUDADANOS que esperaban un giro hacia posturas de signo indudablemente constitucionalistas, o si se quiere de no compadreo o consentimiento con los que hace sólo 2 años nos llevaron a las puertas de un enfrentamiento social en post de una alternativa secesionista.

Lejos de disipar dudas, este Congreso y las declaraciones posteriores de alguno de sus principales dirigentes, han embarrado más la arena política y la confusión entre los votantes socialistas y los huérfanos de CIUDADANOS que esperaban un guiño de complicidad.

Cómo definiría un experto en marketing, en estos momentos hay un “nicho de mercado” tanto en Cataluña como en el conjunto de España. El de una izquierda española sin complejos; sin veleidades nacionalistas. Una izquierda no consentidora de los caprichos y amenazas secesionistas. Una izquierda que diga alto y claro que los principios fundadores que identifican a la izquierda en el mundo: La Libertad; la Igualdad y la Fraternidad entre los pueblos y naciones del mundo, son radicalmente contrarios a los intereses de las burguesías nacionalistas que viven de provocar la división y  el enfrentamiento entre los ciudadanos y pueblos de España.

En política también funciona la “Ley de vasos comunicantes”. Los espacios políticos, si tú los dejas libres, se ocupan siempre.

En Cataluña hay un pequeño actor político que se está reclamando de ese espacio. Nació con fórceps y complicaciones en el parto en 2019. Con sólo 3 concejales en Barcelona, dio una lección de honestidad cediendo su fuerza a Socialistas y Comunes; apoyos que resultaron imprescindibles para que la capital de Cataluña no cayera en manos de los secesionistas

Si el PSC+PSOE los ignora, como hizo en su momento con CIUDADANOS y PODEMOS, volverán a repetir su error, y de ese nuevo desliz les nacerá el tercer hijo, cómo los anteriores, no deseado. Ustedes verán.

1 thought on ““Los hijos no deseados del PSC-PSOE”, por Xavier Marín.”

  1. Ha habido otro hijo no deseado del PSOE: UPyD.

    Puede que el PSOE-PSC no deseen estos hijos, y persistan en su error, ya estructural, pero sí es un hijo deseado y necesitado por millones de españoles. Un partido que haga la pedagogía necesaria el la izquierda, una verdadera opción progresista, que combata los retrógrados nacionalismos.

    Yo espero y deseo que nazca y fructifique

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *