Los errores de los test de embarazo

Los errores de los test de embarazo

El punto de partida de la investigación es la detección de la hormona gonadotropina.
A pesar de que en el prospecto se garantiza el 99% de precisión en las pruebas de embarazo que se venden en las farmacias, se ha demostrado por medio de investigaciones científicas que hasta el 5% de esas pruebas muestras falsos negativos, según ha informado Quo.

La funcionalidad del test es detectar una hormona que produce el cuerpo durante el embarazo, llamada gonadotropina. Es aconsejable que la prueba se realice después de la primera o segunda semana tras la concepción, puesto que a partir de esa fecha puede detectarse en la orina. En cambio, existen ocasiones que esa hormona no se ha elevado lo suficiente como para ser detectada con un simple test.

La venta de estos test supera los 20 millones de unidades al año en EEUU. Anna Gronowski, obstetra y directora médica de servicios de laboratorio en el Hospital Barnes-Jewish, ha encontrado que las inexactitudes pueden tener lugar también en periodos muy avanzados, en los momentos que los niveles de hormonas son muy altos. La primera señal de alarma saltó en 2009, sin embargo, hasta ahora no se ha dado a conocer a través de un artículo en la revista Clinical Chemistry donde se describe detalladamente la probabilidad de que los resultados dados por estos test sean falsos.

El primer caso, y con el que se inició la investigación, fue el de una paciente que tenía calambres y sangrado, por lo que se trasladó a urgencias. Se pensó que estaba teniendo un aborto espontáneo. En cambio, mientras la prueba de embarazo daba negativa, se realizó un análisis de sangre y una ecografía que confirmaron el embarazo. Después de aquello, un compañero de la Universidad de Vanderbilt, llamó a Gronowski contándole una experiencia muy parecida. Ello le llevó a investigar.

Gronowski considera que el problema se encuentra en que puede detectar una forma degradada de la hormona (fragmento de núeclo de HCG) en la orina, la cual va aumentando a la vez que el embarazo. “Cuanto mayor es la cantidad de esta hormona fragmentada, más probabilidad hay de que el primer anticuerpo la capture accidentalmente en lugar de la hormona intacta. De las once pruebas analizadas, las más habituales en farmacia, siete presentaron una susceptibilidad moderada a falsos negativos; dos alta y solo los otros dos no fueron susceptibles. El peor de ellos dio un falso negativo en el 5% de las muestras. A partir de esta evidencia, su consejo es que, si hay sospecha de embarazo y la prueba resulta negativa, solicitar un análisis de sangre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.