Los enfrentamientos en Bolivia ponen al país ante una grave crisis política

Los enfrentamientos en Bolivia ponen al país ante una grave crisis política

Los enfrentamientos entre ciudadanos a favor y ciudadanos en contra de Evo Morales, presidente de Bolivia, se han saldado este miércoles con una persona fallecida y más de 60 heridos. Los enfrentamientos han tenido lugar en La Paz y en la ciudad de Cochabamba.

Los manifestantes opositores habían bloqueado las principales calles como instrumento para llevar a cabo el “paro indefinido” al que los críticos con el Gobierno estaban llamados. Por su parte, grupos de campesinos marcharon por el centro de Cochabamba con el objetivo de defender la victoria de Morales y derribaron las barreras colocadas por los opositores.

El encuentro definitivo de las marchas campesinas y los grupos de opositores tuvo lugar cerca de la sede local del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales.

Ese encuentro provocó un duro enfrentamiento con golpes y piedras, y que ha durado hasta la llegada de la Policía teniendo que intervenir con gases lacrimógenos. El diario local El Deber ha trasladado que los enfrentamientos se han saldado con un fallecido y más de 50 heridos.

El fallecido es Limbert Guzmán, de 20 años, que fue trasladado al Hospital Clínico Viedma de Cochabamba después de haber sufrido una parada cardiorrespiratoria como consecuencia de los enfrentamientos en Quillacollo.

Con el fallecimiento de Guzmán ya son tres las víctimas mortales dentro del escenario de crisis política que atraviesa Bolivia después de las elecciones del 20 de octubre. Con anterioridad, fallecieron Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas.

A su vez, en La Paz, se han producido enfrentamientos entre universitarios, que rechazan los resultados de las elecciones, y mineros, que los apoyan. En esos enfrentamientos han resultado heridas tres personas.

“El caso más grave que atendimos es a una persona que tenía la desviación de tabique que comprometió la vía respiratoria, la cual fue asistida y trasladada al centro más cercano”, ha declarado, al diario La Razón, un miembro de la Cruz Azul.

Javier Zavaleta, ministro de Defensa de Bolivia, ha responsabilizado de los hechos a Fernando Camacho, líder del Comité Cívico de Santa Cruz, el cual exige a Morales su dimisión a través de una carta, dirigida al propio mandatario.

“La gente que está provocando a la Policía son parte de grupos de choque. Gracias a Dios no son muchos, son un puñado de gente que está provocando deliberadamente a la Policía”, ha apuntado Zavaleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *