Los Demócratas de EEUU apuestan por candidatos completamente nuevos

Los Demócratas de EEUU apuestan por candidatos completamente nuevos

El nombre que acumula más simpatías entre los encuestados es Joe Biden, ex vicepresidente y número dos de Obama mientras fue presidente.
Alguien “completamente nuevo” como candidato. Esa es la apuesta de a mayor parte de los simpatizantes del Partido Demócrata de EEUU, de cara a los comicios presidenciales, que se celebrarán en 2020. Entre los nombres, suena con fuerza Joe Biden, ex vicepresidente con Barack Obama.

La Universidad de Suffolk ha realizado una encuesta, publicada a su vez por USA Today, en la que, tras realizar preguntas a 689 ciudadanos demócratas e independientes, se ha alcanzado el resultado por el cual se considera que un 59 % han reconocido su preferencia por una cara nueva que led represente de cara a las próximas elecciones. Un 11 % no consideran la posibilidad e un candidato ajeno a la élite actual.

El que fuera ‘número dos’ durante la presidencia de Barack Obama en la Administración estadounidense, Joe Biden, es la segunda preferencia de los encuestados, obteniendo un respaldo del 53 %. Biden no contempla, por el momento, presentarse a las primarias del Partido Demócrata. En su día, no quiso unirse a la carrera para las elecciones de 2018, donde Hillary Clinton, exsecretaria de Estado, era la candidata preferida.

Precisamente, Clinton, que, en aquel momento, fue la candidata para los Demócratas, no se la considera ahora una buena propuesta de cara a los próximos comicios presidenciales. Un 70 % de los ciudadanos encuestados considera que no debería presentarse, frente a un 15 % que sí la apoya.

El senador Bernie Sanders, fue el principal rival de Clinton en las últimas primarias presidenciales, y su nivel de apoyo entre los encuestados es mayor, alcanzando un 36 %. Pero también cuenta con un punto negativo, puesto que el 41 % de los encuestados no quiere que vuelva a presentarse al proceso de primarias.

La encuesta realizada nos traslada los nombres de quienes sí han logrado porcentajes positivos para ser el rostro que represente al Partido Demócrata en la próxima cita electoral presidencial. Ellos son: Beto O’Rourke, congresista, que logra un apoyo del 30 %-13 %; Kamala Harris, senadora, que alcanza un porcentaje del 29 %-19%; y Cory Booker, senador, que obtiene un apoyo del 28 %-19%. El punto negativo que suponen estos nombres es el desconocimiento de su figura entre la ciudadanía que, en alguno de los casos, supera un tercio del electorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.