Los anticapitalistas de Podemos se encaran con Pablo Iglesias y le conminan a no entrar en el Gobierno

Los anticapitalistas de Podemos se encaran con Pablo Iglesias y le conminan a no entrar en el Gobierno

Pablo Iglesias, líder de Podemos, se enfrenta a las exigencias de los anticapitalistas de la formación morada que, en un comunicado, rechazan un posible Gobierno de coalición con el PSOE. Para este sector, entrar en el Ejecutivo no es “la mejor” opción para “la construcción de un proyecto alternativo” para España. También, han recriminado lo que llaman “híper-liderazgos”, los que dicen ser responsables del “vaciamiento de las estructuras organizativas del cambio” y la “reducción de expectativas en la forma y en el contenido”.

El sector anticapitalista defiende que “los modelos verticales sostenidos por híper-liderazgos al contribuir al vaciamiento las estructuras organizativas y los mecanismos colectivos, la ilusión institucional y gobernista nos deja un agotamiento de la fuerza social y de las instituciones populares para la lucha sociopolítica”.

Matizan que “situar una serie de demandas y políticas concretas el centro del debate se impone, a los entender, como una tarea primordial en estas semanas para arrancar victorias concretas que mejoren la vida de las clases populares”. Reconocen que el PSOE ha salido reforzado en las recientes elecciones “a costa de una derrota generalizada de las fuerzas agrupadas en el denominado bloque del cambio”. Esto deja patente “las limitaciones estructurales y estratégicas que ha venido arrastrando los últimos años el proyecto de Podemos”.

Entre las razones de la derrota electoral del 26 de mayo, los anticapitalistas señalan a las diferentes opciones que se presentaron lo que ha llevado a un “colapso estratégico” y al “agotamiento de la fuerza social que había acompañado a las fuerzas del bloque del cambio”. “El fuerte retroceso de Podemos a nivel autonómico viene acompañado de la pérdida de prácticamente todos los ayuntamientos del cambio, así como de las diferentes y diversas experiencias municipalistas”, razonan. De ahí, que llamen a la autocrítica.

Una autocrítica “profunda que no busque excusas de mal perdedor ni busque sólo en causas ajenas respuestas a problemas de fondo que vienen arrastrándose desde hace años”. Además, advierten de que la política española está experimentando una “parcial recomposición del régimen en torno a la restitución de una vieja política izquierda-derecha y a la restitución de un neo-bipartidismo en forma de bloques”, algo, que en cambio, ha quedado “incompleta”, dado el hecho de que el PSOE tiene dificultades para “la formación de una mayoría parlamentaria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.