Los alquileres ya son más caros que antes de la crisis

Los alquileres ya son más caros que antes de la crisis

El precio de compra venta de vivienda no de ha situado aún en valores previos a la crisis.
Cuando el precio de la vivienda no se ha situado aún en valores previos a la crisis, en cambio el precio de los alquileres ha alcanzado un nivel superior. Este hecho ha sido confirmado por un artículo de análisis que ha realizado el Banco de España.

Un punto a destacar, es que en 2018 se ha producido un aumento más débil del precio del alquiler si lo relacionamos con el que se produjo en los años anteriores, registrándose una caída en Barcelona, donde también ha habido desaceleración del precio de la vivienda.

También se apunta en el artículo que se visualiza una tendencia al alza del alquiler, principalmente en el tramo de edad entre los 16 y 29 años, y tras ese tramo el que va de entre los 30 a 44 años.

El Banco de España considera que la explicación radica en los factores que tienen conexión con el impacto que ha tenido la crisis económica en esos segmentos de la ciudadanía, aunque también pueden influir factores sociológicos que marcan las preferencias de las generaciones más jóvenes.

El informe de esta institución también destaca que, como consecuencia de la desviación del valor impositivo que favorecía a la compra de vivienda frente al alquiler, éste se ha visto mermado debido a cambios fiscales introducidos.

Concretamente, referente a la fiscalidad de la vivienda, el organismo regulador ha resaltado la eliminación de la deducción por inversión en vivienda habitual y la subida de impuestos por tener una vivienda en propiedad y de compra son los cambios “más relevantes”, con los que considera que existe relación con la bajada a favor de la compra de vivienda frente al alquiler.

Es más, entiende que los beneficios fiscales para el alquiler siguen siendo aún “reducidos”, realizando una comparativa internacional. También ha querido destacar el Banco de España que, el mercado de la vivienda tiene una “elevada heterogeneidad” por la situación de los inmuebles, el modelo y la nacionalidad de los compradores.

Subraya que se está viendo “un dinamismo significativo, especialmente en el caso de la inversión no vinculada a la construcción, que superó a lo largo del año pasado el nivel previo a la crisis” en lo referente a la formación bruta de capital. De todos modos, la inversión vinculada a la construcción ha registrado una evolución menos dinámica”.

El Banco de España afirma que esto es consecuencia del reajuste de la inversión en vivienda, al igual que el resto de la inversión en construcción que en los años más recientes tuvo “un peso reducido en el producto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.