Llarena deniega la libertad de Jordi Sànchez para ser investido en el Parlament

Llarena deniega la libertad de Jordi Sànchez para ser investido en el Parlament

Queda aplazado sine die el Pleno de investidura.
El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha denegado la libertad a Jordi Sànchez, impidiéndole asistir al Parlament para ser investido, por lo que, según ha anunciado el portavoz del Parlament, el Pleno de investidura queda aplazado sine die, después de conocerse que el abogado del candidato presentará una demanda de medidas cautelares ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El portavoz de presidencia ha explicado que esta demanda “está reservada para casos específicos que los que se puede producir un daño irreparable”. “En este caso, se podría vulnerar el derecho la participación política de Sànchez, en tanto es diputado electo o puede ser elegido presidente si así lo decide la mayoría”.
El presidente del Parlament ha dicho a través de su cuenta en Twitter que “a la espera de que Estrasburgo resuelva la demanda de medidas cautelares, el debate de investidura convocado para el 12 de marzo queda aplazado. Como presidente del Parlament tengo la firme voluntad de garantizar y defender los derechos políticos de todas las diputadas y diputados”, después de que dijera que “como informe, agotadas las instancias estatales, hay que recurrir a tribunales internacionales, y por ello la defensa el diputado Jordi Sànchez presentará el lunes una demanda de medidas cautelares al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para preservar sus derechos”.

Reacciones de las formaciones independentistas
Por su parte, desde JxCat han respaldado la decisión de Roger Torrent, presidente del Parlament, lo que les permite “desarrollar la estrategia de Estrasburgo”. Además, han añadido que estudiarán la decisión de Torrent en la reunión que mantendrán diputados y candidatos de la formación hoy se ha dado en Vilafranca del Penedés, en la que intervendrá Carles Puigdemont por videoconferencia. ERC, por su lado, también respalda el aplazamiento del pleno de forma que Sànchez tenga tiempo para apelar a Estrasburgo y estarían dispuestos a buscar otra fecha para celebrar el pleno de investidura.
Artur Mas, ex president de la Generalitat, también se ha manifestado a este respecto, lamentando que el juez Llarena no haya permitido a Jordi Sànchez salir de la cárcel para ser investido. En su criterio, Sànchez “representaría mucho más una solución y no un problema”.
Al margen de este asunto, para la CUP el acuerdo al que han llegado JxCat y ERC “continua teniendo carencias importantes y decisivas”, pidiendo tiempo para valorarlo. A través de un comunicado, dicen que el documento o que se le fue entregado no tiene “diferencias de fondo” respecto o a la propuesta anterior, que rechazó el Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.