Las relaciones entre Europa y Estados Unidos, en la cuerda floja

Las relaciones entre Europa y Estados Unidos, en la cuerda floja

Merkel: “Europa ya no puede confiar en que Estados Unidos la proteja”.
La ruptura del acuerdo nuclear con Irán por parte de Donald Trump amenaza con terminar con la relación de amistad entre Europa y Estados Unidos, esencial para la seguridad, la libertad y la prosperidad. Estas relaciones ya se vieron resentidas tras el abandono del país norteamericano del Acuerdo de París, el rechazo a completar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos y el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén.
Así las cosas, Angela Merkel, canciller alemana, manifestó durante la entrega del Premio Carlomagno a Emmanuel Macron, presidente francés, que “Europa ya no puede confiar en que Estados Unidos la proteja”, después de su visita de la visita de ambos al presidente estadounidense con el objetivo de convencerle de lo importante estratégicamente para Europa de un gran desnuclearizada y un Oriente Próximo relativamente estable, y, a pesar de ello, Trump decidiera salirse del pacto nuclear con el régimen de los ayatolás.

Guerra a las puertas de Europa
El asunto no es trivial. Mientras que para el presidente estadounidense se trata de acabar con el legado de su predecesor, Barack Obama, para Europa puede representar una guerra a las puertas. Tal es así, que el ataque israelí a las fuerzas iraníes es en Siria del pasado jueves es una advertencia de lo que puede suceder en un futuro. Europa ya sufre las consecuencias de la guerra en Siria con millones de refugiados huyendo hacia el continente europeo.
Por tanto, ahora se trata de establecer otro tipo de relación con Estados Unidos, una vez que se ha evidenciado que la relación trasatlántica ha llegado a su fin después de 73 años de alianza tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. En consecuencia, Europa debe asumir su propia defensa y defender sus intereses por sí misma, después de haber sufrido, a la vista queda, un trato humillante por parte del dirigente norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.