Las plantas parpadean

Las plantas parpadean

Mecanismos de control existentes en las plantas que tienen gran similitud a los sentidos humanos.
Cuanta más luz solar absorben las plantas, más fuerza y energía tiene para crecer, lo que conocemos como fotosíntesis, que aumenta en proporción a la luz solar. En el caso de que la radiación solar provoque una “quemadura solar», la planta disminuye la fotosíntesis y activarlos mecanismos de reparación. Esta creencia ha sido de gran aceptación.

Ahora, en cambio, ha sido descubierta una estrategia, que nos delata que las plantas poseen mecanismos de control muy similares a los de los sentidos humano. A través de un estudio del Instituto de Ciencia Weizmann, las plantas se ajustan a los cambios de luz usando una detección muy avanzada y ajustando, a la vez, la fotosíntesis, de modo semejante a los parpadeos del ojo humano cuando varía la intensidad de la luz. De este modo, la fotosíntesis se hace más eficiente cuando llegan a la planta dosis de luz de pequeña intensidad, y, cuando sucede un aumento repentino de luz, la fotosíntesis es más vulnerable, según informa Quo.

Avihai Danon, ha liderado un equipo en el que se ha evaluado la fluorescencia de las plantas (luz reemitida por fotosíntesis no productiva, que se utiliza a modo de herramienta no intrusiva midiendo los niveles de fotosíntesis) cuando tienen poca exposición a la luz, y la sorpresa llegó al observar un patrón de vida y vuelta.
Una planta de la familia de la mostaza, la Arabidopsis thaliana, fue expuesta por parte del equipo a incrementos de la intensidad de la luz, que eran equivalentes a la luz existente al aire libre por la mañana.

El equipo de Danon comprobó que la fluorescencia se disparó en un corto plazo de tiempo y luego regresó al nivel inicial, en vez de aumentar de un modo constante según la luz se iba haciendo más fuerte. Ello es debido a que llegaron menos fotones a la reacción fotosintética de la planta de lo que era de esperar por el aumento de luz.

Estos descubrimientos evidencian que, cuando hay poca luz, los mecanismos de control de las plantas respecto a la fotosíntesis, son similares a los de los sistemas sensoriales como el caso de la visión humana. Las pupilas, al ajustarse al brillo de la luz, protegen la retina y garantizan la sensibilidad en nuestro entorno con los cambios de luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.