Las personas con perro viven más años

Las personas con perro viven más años

Tanto el riesgo de muerte como de infarto se reduce en aquellas personas que viven solas pero con un perro.
Un estudio realizado en Suecia ha desvelado que aquellos que son dueños de perro sufren un menor riesgo de mortalidad en los doce años durante los que se ha hecho el seguimiento. El muestreo se ha basado en registros suecos de más de 3,4 millones de personas que contaban con una edad de entre 40 y 80 años.

“Un hallazgo muy interesante en nuestro estudio fue que la propiedad de protección por tener perro era especialmente prominente en las personas que viven solas, que es un grupo que tiene un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte. El perro puede ser un miembro importante de la familia en los hogares individuales.

Los resultados mostraron que los dueños solteros de perros tuvieron una reducción del 33% en el riesgo de muerte y una reducción del 11% en el riesgo de infarto de miocardio durante el seguimiento en comparación con los no solteros”, ha trasladado Mwenya Mubanga, una de las autoras del estudio, además de estudiante de doctorado en el Departamento de Ciencias Médicas, de la Universidad de Uppsala, como ha informado Quo.

Debido a que los ciudadanos suecos poseen un número de identidad personal y que consta en un registro cada vez que visitan un hospital, los investigadores pudieron trabajar con esos datos. Además existe otro registro de propiedad de perros, obligatorio en el país desde 2001. Por lo tanto, tenían fácil saber si existía conexión entre la salud de las personas y los perros.

Es necesario tener en cuenta también que este tipo de estudios tiene sus limitaciones, “este tipo de estudios epidemiológicos buscan asociaciones en poblaciones grandes, pero no proporcionan respuestas sobre si los perros podrían proteger de las enfermedades cardiovasculares ni cómo. Sabemos que los dueños de perros en general tienen un mayor nivel de actividad física, lo que podría ser una explicación para el resultado observado.

Otras explicaciones incluyen un mayor bienestar y los contactos sociales o los efectos del perro sobre el microbioma bacteriano en el dueño “, ha apuntado Tove Fall, autora principal del estudio y profesora de epidemiología en el Departamento de Ciencias Médicas y Laboratorio de Ciencia para la Vida, Universidad de Uppsala.

Por lo tanto, aquellos que tienen perro, vayan planteándose en darle hoy un paseo más largo, el can se lo merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.