Las matronas de Afganistán

Las matronas de Afganistán

En el Instituto de Ciencias de la Salud de la provincia de Afganistán de Herat, World Vision enseña a mujeres a ser matronas. En este curso serán 37 y las que, cuando hayan completado los estudios, irán a casa para convertirse en la primera matrona de su aldea.

Se trata de un programa que lleva desarrollándose desde 2004 y en el que más de 300 mujeres han sido formadas en esta labor. En esta provincia del oeste del territorio afgano, tener una matrona en algunas de las aldeas dispersas en las áreas rurales cobra vital importancia. Si los partos se complican, la distancia no es una aliada.

La única condición que se pone a las mujeres de entre 18 y 35 años es que regresen a sus localidades para ayudar a expandir la red de matronas en las provincias rurales de Afganistán y reducir, de este modo, la mortalidad maternoinfantil.

Una vez completada la formación, reciben los instrumentos necesarios y cobran un salario de hasta un año. Según explica Soraya Faiz, maestra y una las primeras graduadas, “inicialmente es World Vision quien paga el salario, pero estamos trabajando para que sea el Gobierno quien se haga cargo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.