Las grandes empresas no saben organizarse los días de puente

Se trata de racionalizar el calendario festivo.
Se acerca 2018 y muchas empresas se plantean cuál será el calendario de fiestas del año próximo, con lo que, de nuevo, se aviva el debate de cuáles son las mejores opciones: si trasladar los festivos que caen entre semana al lunes o viernes más cercano, dejar el calendario como está o negociar con los trabajadores, para, finalmente, cumplir con lo que la legislación dice: 14 días festivos.
Para las empresas, sobre todo las grandes, los días de fiesta que caen martes, miércoles o jueves suponen un coste muy elevado debido al parón en la productividad y al rearranque de la producción. Algunas de esas empresas que exportan sus productos dicen que sus clientes internacionales no entienden que no se puedan suministrar piezas, por ejemplo, porque haya una fiesta en medio de la semana, que obliga a parar y arrancar con los costes derivados de esa situación, algo que se da, sobre todo en fábricas que trabajan para multinacionales o pertenecen al sector del automóvil. Para este tipo de empresas la mejor solución es trasladar algunas de esas fiestas a lunes o viernes, aunque también hay quien reclama que haya autonomía para adaptar el calendario a sus necesidades de producción.

Un asunto aparcado desde 2012
Y es que parece un asunto de difícil solución. En diciembre de 2011, Mariano Rajoy, en pleno debate de investidura, se comprometió a racionalizar el calendario de fiestas, trasladando aquellas que cayeran en medio de la semana al lunes más cercano, de forma que se evitara el parón y posterior arranque y, en sus palabras, la “sangría de millones y millones de euros” en las empresas. Sin embargo, todo ha quedado en el olvido, seis años después, a pesar del consenso alcanzado entre patronales y sindicatos.
En cualquiera de los casos, resulta complicado encontrar una solución, y patronal y sindicatos reconocen la dificultad de trasladar fiestas debido al desajuste con el calendario festivo de las familias. Es difícil que un empleado trabaje cuando su familia está de fiesta, por lo cual, muchos abogan porque se haga un traslado general de festivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.