Lagarde: la recuperación no llegará hasta 2022

Lagarde: la recuperación no llegará hasta 2022

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, ha vaticinado que habrá que esperar a 2022 para que la recuperación de la economía europea sea completa, llegando a los niveles de pre-pandemia.

La presidenta del BCE hizo estas declaraciones en Nueva York, en un acto organizado por The Wall Street Journal, alertando sobre la incertidumbre al respecto.

El BCE considera que a mediados de 2021 contaremos con una vacuna, pero esto no significa que vaya a haber una “recuperación instantánea”.

Los rebrotes en Europa, concretamente en España y Francia, están haciendo “titubear” la intensidad de la recuperación. Aun así, valoró positivamente la utilización de medidas alternativas de contención, en ambos países, en lugar del confinamiento de la población.

Así, que en lugar de la tan “ansiada y anhelada” recuperación en “V” que deseábamos, tendremos un segundo brazo de esa “V” un poco más “titubeante”. Ya advirtió de ello a finales de junio.

El BCE seguirá aportando para la recuperación

En cuanto a la actuación del Banco Central Europeo, la banquera gala ha subrayado el mandato de “estabilidad” de precios de la institución. “Estamos preparados para utilizar todas las herramientas que producirán el resultado más efectivo, eficiente y proporcionado”, ha dicho Lagarde. Admitió la posibilidad de, incluso, recortar los tipos de interés, que actualmente se encuentra en el -0,5%.

Para la también exdirectora del FMI, existen otras herramientas más útiles que recortar tipos, pero una nueva bajada tiene más efectos “positivos” que “negativos”. “Estamos listos para abordar la situación a medida que se desarrolla, y para calibrar y recalibrar lo que debería calibrarse o recalibrarse según sea necesario”, ha señalado.

Lagarde también considera que los Gobiernos deben seguir apoyando a la economía con estímulos fiscales. Para la banquera, el mayor riesgo es que las medidas se retiren demasiado pronto y que provoquen un “efecto acantilado”. En su opinión, las políticas fiscales y monetarias deben trabajar de la mano, “tratando de apoyarnos mutuamente”, ha sentenciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.